Menú Portada

Alberto Arribas

Febrero 4, 2014 | Redacción

Se extiende la corrupción en el fútbol español: la Justicia golpea a la familia Gil y declara nulos los acuerdos del Consejo de Administración del Atlético de Madrid desde el año 2003

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

El Tribunal Supremo considera, once años después, que los Gil y su socio, el productor Enrique Cerezo, no estaban legitimados para tomar las decisiones que adoptaron, como ampliar el capital social del Atlético

La estabilidad institucional y social del club rojiblanco queda en peligro, aunque la familia Gil, junto a Cerezo, intentará seguir controlando todo, como han hecho hasta la fecha, “donde si alguien se mueve es dilapidado”

En este procedimiento se han intentado todo tipo de maniobras orquestales en la oscuridad por parte de los Gil y Cerezo: como recusar al magistrado Alberto Arribas, por la circunstancia de que era aficionado al Atlético y que su hijo no simpatizaba con esa directiva. El Supremo ahora dice que “no son circunstancias que permitan deducir enemistad manifiesta con el club ni con su presidente”

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}