Menú Portada
Atando cabos

Zapatero da empujoncitos a Chacón

Abril 14, 2011

No toma partido públicamente. Se jacta de neutralidad. Pero cada vez que hable o se le pregunte a José Luis Rodríguez Zapatero sobre el proceso de sucesión en el PSOE siempre defiende lo mismo: habrá primarias cueste lo que cueste. No es gratuita esta defensa interpretada dentro de un  amplio sector del PSOE como un respaldo implícito a una de las posibles candidatas a sucederle, Carmen Chacón. Esto es así porque tampoco nadie del entorno del actual vicepresidente, Alfredo Pérez Rubalcaba, esconde que lo mejor en este momento de la legislatura hubiera sido un proceso de sucesión sin primarias. Algo que, en cualquier caso, no descartan los partidarios de Rubalcaba que intentarán buscar un acuerdo con Chacón una vez que el Comité Federal del partido convoque las elecciones internas.

Esta estrategia de “primarias cocinadas” toma fuerza sobre todo después de saber y confirmar que toda la vieja guardia del PSOE, encabezada por el ex presidente Felipe González, no ve con demasiados buenos ojos que el partido se divida en dos a pocos meses de los comicios generales. El ex presidente aboga por decidir todo en muy poco tiempo evocando su propia experiencia en aquel XXXIV Congreso del PSOE donde el propio Felipe González anunció su retirada y obligo al partido a decidir todo en menos de 48 horas. Aquella experiencia tampoco salió bien. Tras elegir a Joaquín Almunia el proceso desencadenó precisamente en las primeras primarias que celebró el PSOE entre Josep Borrell  y Joaquín Almunia. Pero el partido, según González y la vieja guardia socialista, no puede permitirse cometer el mismo error.

En China hablando de primarias

Hasta desde China, donde se encuentra José Luis Rodríguez Zapatero en viaje oficial, ha respondido al asunto de la sucesión y de paso a Felipe González. El conjunto del partido socialista, según el todavía Presidente del Gobierno, está a lo que debe de estar, al “plan establecido” y “el PSOE está dando una prueba de madurez de cara a un proceso de primarias” A los que no les gusta, añadió Zapatero, “ya les gustará”. Cuando pronunció estas palabras no conocía con exactitud  lo que había dicho Felipe González, pero se lo habían contado. Y no comparte en absoluto el criterio del ex presidente en este asunto.

El problema es que ese criterio, además del sector de Rubalcaba,  también es el de los “barones” del partido como José María Barreda, Guillermo Fernández Vara o incluso José Antonio Griñan. Este último, no lo olvidemos, el que más militantes aportaría en un proceso de primarias. Y aunque inmerso también el PSOE de Andalucía en un proceso de crisis interna, le llueven los “amigos” en este momento. El riesgo, grave de dividir el partido entre la vieja guardia y los defensores acérrimos del proceso de primarias puede ser inminente.  
José Luís Rodríguez Zapatero sabe de esta posible escisión temporal,  pero no le importa. Piensa que el PSOE saldrá fortalecido. Muchos en su propio partido piensan que en el fondo la apuesta tan radical por las primarias significa que el alma “chaconista” del Presidente del Gobierno se está imponiendo a cualquier otra alternativa. Y que a partir de ahora Zapatero seguirá dando “empujoncitos” a Carmen Chacón.

 

Juan de Dios Colmenero, Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero.