Menú Portada
Mensaje en una botella

Y Franco, ¿qué opina de esto?

Junio 3, 2010

Le faltaban tres días para cumplir los 88 años. Pero esa señora que viste de negro y gasta guadaña estaba esperándolo el martes pasado. Jesús García Velasco protagonizó un anuncio de televisión inolvidable en la década de los 90, cuando los vehículos todoterreno se abrían paso en España a la misma velocidad con la que se construían pisos con precios cada vez más crecientes.

Era la época de esa burbuja inmobiliaria que ahora nos ha explotado en la cara. Eran tiempos de poderío español, en los que se estilaba presumir de compras y  ventas. El que era capaz de comprar un chalé por un puñado de millones se sentía tan importante como el que conseguía vender su piso por el triple de lo que había pagado al comprarlo. España era una enorme cinta métrica que todos utilizaban para ver quién la tenía más grande… la capacidad de manejar millones.

Jesús García Velasco se encontraba aquella tarde en su casa de Majaelrayo, un pueblo de la provincia de Guadalajara de 500 habitantes, cuando unos creativos publicitarios se dieron de bruces con él. Los publicistas habían viajado para ambientar el anuncio de un todoterreno en algún paraje al que nunca hubiera llegado nadie. Ese día cambió la vida del que a partir de entonces sería conocido como el abuelo de Majaelrayo.

El Madrid, ¿campeón de Europa? 

Casi 20 años después, las reflexiones que hacía el abuelo de Majaelrayo se han convertido en verdades como puños. Aquel anciano ha acertado en sus vaticinios con la misma precisión que las sacerdotisas de Apolo que daban los oráculos en el templo de Delfos.

“Y, ¿dice usted que un tal Mateos va vestido de Superman persiguiendo a un ex ministro que se ha casado con una china?”. ¿Acaso había mejor manera de predecir el espectáculo sin límites en que se ha convertido la vida pública televisada? ¿Había también mejor manera de vaticinar el mestizaje universal entre seres humanos en que se ha convertido nuestra existencia?

“Y el Madrid, ¿qué? Otra vez campeón de Europa, ¿no?” Pues no. La última vez que el Madrid se proclamó campeón de Europa fue en la temporada 2001-2002. El Barça, rival madridista por antonomasia, es el último equipo español que ha conquistado esa distinción. ¿Había una forma más elegante de adelantar esta noticia que escuece terriblemente en la epidermis de los merengues?

Por las bravas

Nada dijo el abuelo de Majaelrayo de la congelación de las pensiones, aunque no hay que ser un lince para imaginar lo que pensaría al ver cómo le toca a los viejos pagar la incompetencia de los jóvenes.

Tampoco habló de la huelga de empleados públicos del día 8, ni de la reforma laboral por las bravas que el Gobierno aprobará el día 16. Pero no parece que hiciera falta que hablara de todo. Con lo que dijo nos bastaba.

Ahora que la incertidumbre se apodera de nosotros porque no sabemos hasta cuándo durará la crisis, rendimos homenaje a la capacidad de Jesús García Ramos para profetizar el futuro. Y también a su sabia decisión de no comprarse una casa mayor con el dinero que ganó gracias a la publicidadpasta en comprar un chalé en condiciones.

Su sabiduría rural ha superado ampliamente a la de los sabiondos urbanos que nos arrastraron al fango y luego olvidaron sacarnos de él. Casi 20 años después, aún permanece en nuestra memoria colectiva esa otra pregunta  que podíamos oir en el anuncio televisivo. “Y Franco, ¿qué opina de esto?” Mejor no pensar por qué el abuelo de Majaelrayo conjuga el verbo en presente y no lo hace en pasado. ¿No habíamos quedado en que “Españoles, Franco ha muerto”?

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com