Menú Portada
Atando cabos

Y después de Rubalcaba

Junio 15, 2011

Nadie en el PSOE lo quiere reconocer, pero todos lo piensan. Incluso lo comentan. Muy discretamente. Los muy optimistas mantienen ciertas esperanzas en el “arte político” de Alfredo Pérez Rubalcaba para dar la vuelta, no sólo a las encuestas, sino a la realidad del pasado 22 de mayo. Pero el comentario general en las filas socialistas comienza a girar en torno al futuro del partido y la elección de un nuevo líder. Paradójico pero cierto. Aún oficialmente no ha sido elegido Rubalcaba como candidato, y algunos ya se preguntan quién podrá ser el sucesor de Rubalcaba.

Muchos se colocan en el día después de los comicios generales. Con un poco de suerte Rubalcaba podráparar el golpe de una debacle electoral“, nos decía un diputado y dirigente socialista, pero es prácticamente “imposible” una victoria frente al PP. Hay que comenzar, al menos a pensar, quién podrá llevar las riendas del partido porque no queda demasiado tiempo.

Y en ese escenario, lo primero en lo que ya coinciden casi todos es en que Rubalcaba, salvo sorpresa, no será el líder de la oposición. Quizá no dimita al estilo Almunia en la misma noche electoral, pero incluso en su entorno mn, ni el PSOE. Juega además con el hándicap de no ser el secretario general. No puede disponer de calendario, ni fijar la fecha del Congreso Federal, ni estará en condiciones de imponer nada después de una derrota electoral.

López, Chacón y Fernández Vara

Así las cosas, la batalla ha comenzado. De momento silenciosa. Está en juego el futuro inmediato del PSOE y al día de hoy ya se apuntan tres nombres: El lendakari, Patxi López, la ministra de Defensa, Carmen Chacón, y el Presidente de la Junta de Extremadura en funciones, Guillermo Fernández Vara. Los dos primeros ya ha comenzado incluso a sondear la posibilidad de tener apoyos para una “regeneración”, comentan desde sus entornos.

Preparar un Congreso no es tarea fácil y antes de dar cualquier paso hay que ” preparar bien el terreno”. Todo dependerá del resultado electoral pero en el caso de Carmen Chacón la decisión al día de hoy es firme. Dio el paso atrás frente a Rubalcaba para dar el paso adelante cuando corresponda. El problema que puede tener la ministra de Defensa es precisamente el “portazo” que dio contra su partido el día en que anunció que no se presentaba a las primarias. No pocos perdonan que culpara sus compañeros y que dijera que estaba en juego nada menos que la estabilidad del presidente del Gobierno.

El caso de Patxi López es más enigmático. Situado en la órbita de Rubalcaba, muchos consideran que el primer paso ya lo dio defendiendo con vehemencia la celebración de un Congreso antes de las elecciones. Todo se despejará. Antes de lo que muchos imaginan. El post-rubalcabismo promete ser más intenso que el post-zapaterismo.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio