Menú Portada
Mensaje en una botella

Vivo votando

Enero 21, 2015

Me gusta votar. Me gusta poder decidir con mi voto. Me gusta sentirme afortunado de poder ejercer ese derecho en un país en el que muchos murieron sin llegar a tenerlo y en un planeta en el que muchos morirán sin llegar a conocerlo. Me gusta la Democracia porque me parece el menos imperfecto de los sistemas políticos. Pero, como sostiene Aristóteles, la “virtud” está en el “justo término medio”. Los extremos, a los que el filósofo griego considera “vicios”, son los que nos llevan al exceso o al defecto. Desde el punto de vista aristotélico, por tanto, es tan malo no poder votar como votar demasiado.

Aquí en España estamos a punto de vivir un fenómeno sobrenatural: este año pueden llegar a celebrarse hasta cuatro elecciones. Los comicios autonómicos y municipales están fijados para el 24 de mayo. En ellos elegiremos a los 8.084 alcaldes y a 13 presidentes autonómicos. Estas elecciones son las más normales “en un país normal”, como diría Mariano Rajoy. Nadie discute ni siquiera su fecha de celebración: desde las que se convocaron el 8 de junio de 1983, siempre se han celebrado entre los primeros días de mayo y mediados de junio. 

No eres nadie

Las elecciones generales están previstas para noviembre. Las anteriores se celebraron el 20 de noviembre de 2011 y lo “normal” es que fueran convocadas exactamente cuatro años después. Pero, aunque a Rajoy le encante vivir “en un país normal”, la decisión corresponde al presidente del Gobierno. Y nadie sabe cuándo tiene pensado convocarlas. Probablemente ni él mismo lo sepa todavía.

Este año no deberían celebrarse más elecciones. Pero en España hemos descubierto que si no convocas elecciones, no eres nadie en política. Artur Mas sabe lo que se siente. El president ha convocado comicios autonómicos anticipados en Catalunya vendiendo el peine de que son elecciones plebiscitarias. Pero, como ha recordado el presidente Mariano Rajoy, las elecciones plebiscitarias son como los crecepelos: no existen. Entre peines vendidos y crecepelos inexistentes, los catalanes han vuelto a ser llamados a las urnas el 27 de septiembre.

Susana Díaz también puede estar a punto de saber lo que se siente. La presidenta está meditando convocar elecciones autonómicas anticipadas en Andalucía agarrándose a la excusa de que IU ya no es de fiar en el Gobierno de coalición del que forma parte junto al PSOE. La presidenta contempla convocar elecciones el 22 de marzo y quedarse más ancha que larga.

Tiempo y dinero 

El presente año pueden llegar a celebrarse hasta cuatro elecciones. Buen promedio: unas elecciones cada tres meses. No está mal. Pero un buen español nunca se pone límites. Siempre puede superarse Si el presidente Feijóo y el lehendakari Urkullu se suman al coro electoral, gallegos y vascos pueden ser también llamados a las urnas. En el caso de que las autonómicas de Galicia y País Vasco se celebraran en fechas distintas a los otros cuatro comicios, tendríamos seis elecciones en un año. El promedio mejoraría: unas elecciones cada dos meses.

Me gusta votar. Pero una cosa es votar y otra cosa es vivir en un colegio electoral. ¿Por qué los grupos políticos del Congreso de los Diputados, que es donde se aprueban las leyes, no han acordado cambiar la legislación de forma que se agrupen las elecciones? No digo que votemos todo el mismo día. Pero quizá podríamos pasar de seis citas electorales a tres o incluso a dos. Ahorraríamos tiempo y dinero. Nos vendría bien porque ese dinero que se gasta es de todos.

Ya estoy haciéndome a la idea. Esto va a ser un no parar de votar. Sólo nos falta un himno, que bien podría ser la adaptación del Vivo soñando de Salomé y transformarlo en Vivo votando. La canción viene avalada por su triunfo en el Festival de Eurovisión, el certamen en el que siguen participando los representantes de las televisiones públicas de la Unión Europea. Y ahora que hablamos de Europa, acabo de recordar un pequeño detalle: menos mal que las elecciones europeas fueron el año pasado. ¡Podían haber sido siete elecciones en el mismo año! Me da algo.

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero