Menú Portada
El mayordomo

¿Viste bien nuestro Presidente del Gobierno?

Marzo 25, 2012

Esperemos que pronto empiece tanto la recuperación económica como su cambio de imagen


Últimamente hemos presenciado atónitos la publicación de diversos artículos y debates radiofónicos en los que se ha alabado la forma de vestir de nuestro recién nombrado Presidente del Gobierno. 

Es curioso observar como hasta la persona peor vestida del país en cuanto pasa a ocupar un puesto relevante puede ser considerada como alguien elegante e incluso capaz de marcar tendencia. Seguro que de haber permanecido en el anonimato esta persona seguiría siendo calificada sencillamente como alguien que desconoce las normas más elementales de la vestimenta masculina. 

Si el pasado verano la publicación francesa Madame Figaro afirmaba que Zapatero era uno de los veinte hombres mejor vestidos del planeta por su “toque chic” y su “elegancia clásica”, tras escuchar ahora a ciertos comentaristas y leer lo que otros escriben parece ser que su sucesor hasta le pudiera superar. 

Según se comenta, nuestro presidente del Gobierno no le da importancia alguna a su manera de vestir. No tenemos nada contra esto. Sin embargo, ya que hoy hasta los políticos de tercera fila disfrutan de una innumerable lista de asesores, ya bien podía el líder del ejecutivo contar al menos con un asesor de imagen. 

El Sr. Rajoy en su dejadez en el vestir debería tener en cuenta que no se está representando solamente a él sino que también lo está haciendo al país que lidera. ¿Alguien en su sano juicio puede tomarse en serio a este señor cuando le vean con esos pantalones arrastrándolos por el suelo y calzando unos mocasines de mediocre calidad? 

Nadie le está pidiendo que haga como su homólogo inglés David Cameron, de quien se dice que cuenta hasta con un asesor que se encarga únicamente de escoger sus corbatas y asegurase de que permanecen durante todo el día en su sitio. Si bien esto es de todo punto innecesario, no deja de serlo menos el presentarse con un aspecto tan destartalado ante la comunidad internacional. ¡Definitivamente el que en España la gran mayoría de los caballeros piensen que los Sebagos son ideales para acompañarlos con traje no es óbice para ignorar este pensamiento generalizado y vestir unos zapatos como Dios manda!. 

Si vestir un traje con mocasines nos impide poder hacer cualquier tipo de defensa del sujeto en cuestión, hacerlo además con chaquetas excesivamente anchas y pantalones que arrastran por el suelo nos obliga a ratificarnos en nuestro pensamiento: Rajoy no viste bien.

Hoy parece que los asesores de imagen de nuestros políticos (si es que efectivamente existen dichos asesores) recomiendan a sus clientes el comprarse sus trajes en grandes almacenes y no, por el contrario, entregarse a la hechura personalizada que permite un traje a medida. Esto, que seguramente sea considerado como algo muy progre, solo consigue que los cuellos se desboquen o que los pantalones limpien las aceras por las que los clientes de las grandes superficies pasean. 

¿Por qué si otros Presidentes de Gobierno como Obama, Sarkozy, Cameron, Medvédev etc. visten de sastre, y todos ellos, sin excepción, lo hacen mejor que nuestro Presidente, los asesores de Rajoy no le aconsejan en este sentido?. 

Las tres pautas básicas que definen el buen vestir son la correcta hechura, la elección del color y la correcta mezcla de diseños. 

Si bien en lo referente a la mezcla de diseños el Sr. Rajoy no comente grandes errores al vestir sobre seguro y combinar normalmente traje, camisa y corbata lisos y sin diseño alguno, en lo que concierne a la elección de la hechura y el color sus patinazos son diarios. 

Aunque sus asesores no se percaten de ello, los trajes de color gris favorecen más al Sr. Rajoy que los azul marino; color que últimamente parece haberse apropiado de su armario tanto de mañana, tarde como de noche obviando algo tan fundamental como el hecho de que el gris es el color a vestir de mañana. 

Teniendo prácticamente puerta con puerta, concretamente en Génova 11, a la escuela de moda de España referente en el análisis del color sorprende que ninguno de sus asesores se pasé una mañana por allí para que les aconseje sobre esos colores que más podrían favorecer a quien hoy combina indistintamente todos ellos en su atuendo. 

No deja de ser una pena que alguien con la estatura y porte del Sr. Mariano Rajoy se presente de una manera tan destartalada frente a las cámaras. 

Si como hemos apuntado sus camisas son cada día más aburridas y cuesta hasta verle ya con algo tan sencillo, elegante y clásico como una sencilla camisa a rayas desde que fue nombrado Presidente del Gobierno, sus corbatas han seguido los pasos de sus camisas y son de lo más aburridas y sosas del panorama político español. 

Seguramente a todo esto le prestaríamos menos atención si al menos cuidase su calzado. Pero es aquí donde comete nuestro Presidente las mayores atrocidades contra el buen gusto . 

¿Nadie de su entorno se da cuenta de que no hay ningún otro primer ministro que abuse como él hace de esos pseudo-zapatos conocidos popularmente como castellanos o mocasines?. Por si alguno de sus seguidores o amigos no tiene todavía comprado el regalo para su cumpleaños seguro que le hará un gran favor si le regala este martes 27 sus primeros zapatos de cordones. 

Que al Sr. Rajoy le sea indiferente como se presenta frente al mundo es preocupante pero que sus asesores no se den cuenta de que este señor nos representa a todos los españoles y que no pasaría nada si cuidara la elección de su ropa con mayor esmero es imperdonable. 

En la mayoría de las ocasiones el único contacto que con nuestro presidente tendrán millones de personas en todo el mundo será una foto donde la expresión de su rostro así como la ropa allí fotografiada serán la única pauta de enjuiciamiento sobre la que se basaran muchas de sus críticas positivas y negativas. 

Jeeves
elmayordomo@extraconfidencial.com