Menú Portada
Mensaje en una botella

Usted no es decente y usted es un Ruiz

Diciembre 17, 2015
debate

El candidato Pedro Sánchez ha tenido que ducharse varias veces tras salir del barro del debate celebrado este lunes, en el que acusó al candidato Mariano Rajoy de no ser “una persona decente”. Una vez acicalado, el secretario general del PSOE acudía el martes al funeral por los policías españoles que fallecieron en el atentado de Kabul. Al finalizar la ceremonia, Rajoy saludó de una en una a las personalidades políticas que habían asistido a las exequias. La última de esas personalidades era Sánchez y el saludo fue tan cálido como el ambiente de un iglú.

El candidato Mariano Rajoy ha tenido que hacer gárgaras varias veces después del debate del lunes, que le dejó una incómoda sensación de sequedad en la garganta. Durante ese debate había escuchado cómo su adversario le acusaba de ser indecente y, acto seguido, se le había trabado la lengua hasta el punto de responder que la afirmación de su oponente era “Ruiz”. Naturalmente lo que pretendía decir el presidente del Gobierno es que la afirmación era “ruin”.

Traidores a la patria

El candidato Albert Rivera saltaba al terreno de juego nada más acabar el debate y aprovechaba, durante el especial de Antonio García Ferreras en La Sexta, para afear la actitud de Pedro Sánchez. “Ha llevado todo esto al barro y en el barro se siente cómodo”, declaraba el presidente de Ciudadanos en referencia a la actitud del líder del PSOE.

El candidato Pablo Iglesias, también durante el programa posterior al debate de La Sexta, criticaba el comportamiento de Pedro Sánchez frente a Mariano Rajoy. El secretario general de Podemos acusaba al candidato socialista de recurrir al “insulto”, al “juego sucio” y al “rompepiernas”. ¿Pensará lo mismo Pablo Iglesias de la palabras que él mismo empleó en el mitin del 8 de mayo pasado en Madrid, cuando llamó  “gentuza” a los dirigentes del PP y pidió  “echar” a los que definió como “ladrones” y “traidores a la patria”?

El patriotismo

Así llegamos al 20-D. Las elecciones generales de este domingo van a servir, si los sondeos no se equivocan, para repartir el poder de otra manera. Habrá un antes y un después. En lo que no habrá un antes y un después es en la oportunidad que se nos presenta. Es una oportunidad para decidir con el voto. Tu voto y el mío valen lo mismo. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad?

Desde que la edad me lo ha permitido, siempre he ido a votar. Lo hago por mí y por quienes en este país nunca tuvieron el derecho que yo tengo. Por eso me emociono cada vez que voy a depositar mi papeleta al colegio electoral. Puedes llamarme cursi o reírte de mí. Pero también puedes considerarme responsable y compartir mi alegría. Votar me alegra la vida. Tan sencillo como verdadero.

La Democracia es el mejor sistema político posible. Es mejorable, por supuesto, como todo en esta vida. Pero no se me ocurre mejor forma de mejorarlo que ejerciendo el derecho al voto. En un sistema democrático se toman las decisiones con los votos, no con los golpes. Afortunadamente el homínido que agredía este miércoles al presidente Rajoy pertenece a una especie en fase de extinción.

Cuando este domingo acuda a mi colegio electoral, votaré pensando en un futuro de prosperidad. Y cuando la noche del domingo traiga el resultado, sólo pediré que los elegidos acierten con sus decisiones. Tanto si son aquéllos a los que he votado, como si no. Así entiendo el patriotismo.

Juan Diego Guerrero dirige Noticias Fin De Semana en Onda Cero

@juandiguerrero