Menú Portada
A renglón seguido

USA… Europa: Estar Dos Unidos

Noviembre 19, 2012

Apunta cierto epigrama, que aparearse no es cosa de Rusia, sino de Estardos Unidos. Pues bien, sin apalearse, han comparecido dos norteamericanos de color y posición política enfrentados, concebidos para parir un claro ganador en las elecciones que dan a luz  cada cuatro años en la patria de los colosos, graníticos, pétreos y rocosos presidentes del Monte de Rushmore (Dakota del Sur).

Una nación forjada con una amalgama de diversas culturas y formas de entender la convivencia entre sus ciudadanos; hijos de colonos y aventureros del Mayflower dispuestos a dejarse la piel y las cabelleras, en calidad “de rostros pálidos”, contra los “pieles rojas”, desplumándolos  del penacho, praderas y bisontes, para acabar reduciéndolos como especie en vías de extinción a las reservas diseñadas para su conservación, como una manifestación de generoso y altruista  museo viviente que sirve para acallar las ¿malas conciencias? de los herederos de los conquistadores. ¡Claro!, de lo ajeno.

Para cumbres, las de los Jefes de Estado

Al margen de la reprimenda de este menda, el hecho es, que, se mire como se mire, es el país del self made man (hombre hecho a sí mismo), la tierra de las oportunidades y el lugar donde cualquiera puede llegar a ser presidente; siempre y cuando haya nacido bajo el manto de sus barras y estrellas. Un puzle de 50 estados con Horizontes de Grandeza; y con frecuencia Lejanos… del nuestro, que son Perdidos, descansando a menudo en Cumbres Borrascosas, cuando no en vetustas Montañas Nevadas; incluso en Monte Perdido.

Aunque para cumbres, las de los Jefes de Estado de la UE practicando el alpinismo oral, devorándose  los unos  a los otros, como si celebraran  el  cuadragésimo   aniversario   de   la   tragedia   de   Los   Andes,  en  una antropofágica  escalada del desentendimiento entre Madrid y Bruselas en materia del rescate local.

Entre las más recientes tenemos las celebradas en Nikosia (Chipre) -no nos han hecho ni caso-, y la Valetta (Malta) -nos han tomado por veletas-, que han servido, como todas hasta el momento, para hacer un largo recorrido gastronómico mediterráneo sobre el mantel de las controversias económicas, pagando los platos rotos de la ineptitud los de siempre: los necesitados.

Un ágil “ruedaprensista”

Tanta reunión semanal, quincenal, o mensual, con los consabidos preparativos de la impedimenta (maletas, carteras portafolios, dinero de plástico “oro”, etc.), viajes, recepciones y discursos, impide que les quede tiempo útil para trabajar, de ahí que frecuenten los inútiles encuentros a menudo, dialogando a bocas llenas -mala educación-, entre menudillo y menudillo de entrantes calientes, que nos dejan fríos.

Un ágil “ruedaprensista” de cierto medio impreso inquiría hace unos días al inquilino sin renta de La Moncloa, planteándole, si es que el gobierno español no sabía formular la pregunta peticionaria, o por el contrario no entendía la respuesta de los amigos “troikanos” -todo esto en materia de rescate-, dado que no conocemos aún los hipotecarios contenidos de la posible ayuda después de varios meses de negociaciones.

A lo mejor, habría que incorporar el esperanto, en lugar de las traducciones simultáneas, a Las Instituciones europeas.

Paco de Domingo