Menú Portada
Entre alfileres

Upss ¿Qué me pongo en Carnaval?

Febrero 24, 2014
pq_939_cleopatra.jpg

No queda nada para carnavales. Hartos de los disfraces de siempre: que si de novia, de princesa, de pirata, de indio de mujer (los hombres)… una buena idea podría encontrarse en el mundo del cine.

Ahora que lo retro está de moda, lo vintage, una vista al pasado o incluso a un hipotético futuro podría llevarnos a una buena elección.

Si no soportas la máscara de la peste y quieres pasar totalmente desapercibida podrías pensar en embadurnar tu cara de blanco y tus labios de rojo pasión, recoger tu melena Pantoja y enfundarte en un kimono. El de gueisa no es un disfraz fácil, puedes acabar produciendo un gran rechazo, si te pasas con el maquillaje, o parecer una muñeca china recién salida de un ultramarinos actual.

Si tienes tu ánimo más que caído y te apetece ahuyentar pesados, el disfraz de Natalie Portman en “Cisne negro” te hará parecer una loca. Si por el contrario estás en una época especial y te pasas la noche espantando moscones ¿qué te parece emular a Elisabeth Taylor? No lo dudes, “Cleopatra” es tu objetivo. No te faltaran Marco Antonios o Julios Cesar a quien despedir con tu abanico. Además el traje es súper sencillo. Los kalasiris carecían de cortes o costuras, eran paños envolventes, drapeados al cuerpo; caían desde el pecho hasta los tobillos, sujetos por anchos tirantes.  Y qué decir del peinado, más sobrio imposible.

Más ejemplos

Para una de las fiestas más divertidas del año mirar al futuro también puede ser divertido. ¿Qué chica no ha querido emular a la Dama de Elche –si miramos al pasado- o a la princesa Leia –si lo hacemos una galaxia muy, muy lejana? Dos buenas ensaimadas que tapen la oreja o en su defecto unos cascos amplios y grandes, blanco –por supuesto-, junto a una túnica también blanca y un cordón pueden sacarte de un buen apuro.

El azul de “Avatar” te hará pasar desapercibida. Si quieres ser una auténtica replicante, el moño, muy socorrido en el futuro, –deben tener poco tiempo para peinarse o carecer de peines-, una mirada perdida y un imposible vestido geométrico es lo que necesitas.

¡Quiero ser una celebrity!

Si eres algo superficial, ser una celebrity por un día puede hacerte sentir especial. Lo difícil es elegir el personaje. Lady Gaga daría mucho juego pero seguro que hay demasiadas en tu fiesta. Lo bueno es que te va resultar muy barato; cualquier cosa que tengas por tu armario, por casa o incluso en la nevera, servirá.

Si sois la pareja de moda en el barrio: …”tan rubios, tan altos, tan guapos”… (que diría Sabina), el disfraz de Brangelina os iría que ni pintado. Imprescindible los tatuajes y un montón de churumbeles a vuestro alrededor.

Ánimo no decaigas: la desaliñada Amy Winehouse, la súper pija Paris Barbie Hilton… ¿Quién no tiene una aspiradora en casa? La ama de casa de Freddy Mercuri es otra opción. Ah… y si estrenas dentadura, na, na, na, na, na, nananaaaaaaa. Raphael te está esperando.

Me despido hasta los óscar recomendándote, si quieres coger un buen constipado, a Miley Cyrus. Solo necesitas unas buenas Martens color vino. See you