Menú Portada
Mensaje en una botella

Un debate cada 6,8 años

Noviembre 3, 2011

Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. La moraleja que encierra este refrán comienza a peligrar en nuestra joven Democracia, si a los debates electorales nos referimos. Afortunadamente. Lentamente parece ir calando la idea de que los debates entre los candidatos a unos comicios tienen que ser parte de la campaña electoral. ¡Cuánto tiempo hemos perdido! Ahora que la crisis económica nos ahoga, cuando gastar dinero es más difícil y más criticable, es cuando nos damos cuenta del tiempo que hemos dejado pasar.

La historia de los debates entre candidatos a la Presidencia del Gobierno de España es corta y larga a la vez. Es corta porque sólo ha habido cuatro: dos entre Felipe González y José María Aznar en 1993; y dos entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en 2008. Es larga porque se trata de 34 años de Democracia, tras la muerte de Franco. Ahora va a celebrarse el quinto debate entre los candidatos a presidir el Gobierno de la nación. El promedio es de un debate cada 6,8 años.

Uno… y gracias 

En el libro Sin noticias de Gurb, un extraterrestre busca a Gurb, que es otro extraterrestre con la apariencia de la cantante Marta Sánchez que se ha extraviado en Barcelona. Eduardo Mendoza refleja en esta sátira el absurdo de la sociedad española de finales del siglo XX (el libro fue publicado en 1991). Si un votante estadounidense desembarca en nuestro país durante la actual campaña electoral, sentiría lo mismo que Gurb y su acompañante alienígena. Alucinaría en colores y probablemente exclamaría: “¡En España hay un debate cada 6,8 años!”

He puesto el ejemplo de Estados Unidos, donde una comisión se ocupa de organizar los debates. Como, por ejemplo, los tres que mantuvieron John McCainn y Barack Obama en las elecciones de 2008 y que llevaron a este último a la Casa Blanca. Los dos partidos que aspiran a gobernar España y sus respectivos candidatos son fans de Obama. Pero Obama celebró tres debates, mientras que Rubalcaba y Rajoy van a mantener uno… y gracias. No importa. Mejor que nuestra Democracia vaya tomando carrerilla.

Indignados con el debate

Corren tiempos adversos para exigir a los candidatos otra cosa que no sean soluciones para la grave crisis económica que padecemos. Corren malos tiempos para gastar dinero y ha surgido una corriente de indignados con el debate que ponen a parir a los candidatos por participar en un acontecimiento que representa unos 500.000 euros de gasto. Pero conviene aclarar que el presupuesto del debate va a ser pagado por las cadenas de televisión que compren la señal.

Estoy firmemente convencido de que los debates de hoy son las campañas electorales de mañana. Cuantos más debates haya, menos campañas habrá. Llegará el día en que los partidos podrán ahorrar en campañas electorales mucho más dinero del que cuestan los debates. Si la Democracia es fuerte, habrá debates porque los debates fortalecen la Democracia.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero