Menú Portada
Otras opiniones

Tomando nota del “Montillazo”

Noviembre 28, 2010

El fin de semana no ha sido uno cualquiera para el presidente del gobierno José Luis Rodriguez Zapatero, mientras los ciudadanos catalanes reflexionaban el pasado sábado, lo más granado de las finanzas y del empresariado español le pedían al jefe del gobierno que “agilizára” de una vez por todas las anunciadas reformas económicas, vamos, que si quiere evitar el abismo por el que por momentos nos asomamos, debe afrontar “ya” unas medidas que pueden evitar la ruina del país aun a costa de la ruina electoral del Partido Socialista Español. Es lo que toca y eso sí que podría llegar a ser entendido como auténtico patriotismo, ahora que la palabra cirula mucho en boca de diringentes del gobierno. A la espera pués de ver si el presidente toma nota, tambien se abre la otra llamada de atención que este domingo vivíamos en Cataluña:

Artur Mas va a gobernar tal como estaba previsto y lo va a hacer de forma holgada, mientras que el PSC continúna desde hace ocho años desangrándose en apoyos populares elección tras elección. El “Montillazo” del domingo ha supuesto para los socialistas catalanes el descalabro lógico derivado de las consecuencias del nefasto tripartito y “Zp” ya ha probado la primera dósis del amargo aceite de ricino que, con arranque en Cataluña puede ir repitiendose en sucesivas convocatorias electorales , con la precampaña de los comicios municipales a la vuelta de navidades y fiesta de reyes.

En Cataluña ha habido siete ofertas políticas trufadas por una campaña de nivel lamentable:

La de Artur Mas aguantando el resultado de los vientos favorables, sin arriesgar el balón y con patada fuera del área ante la duda…y le ha ido bien, esta vez a la tercera.

La de Montilla haciendo lo que peor se valora en política: rectificando tarde y mal y así le ha ido.

La de Puigcercós, candidato más errante que nunca, con una campaña plagada de bandazos, no le ha valido ni el sacar el espantajo de la derechona del PP, ni el cortejo final a Ciu por si aún podía tocarse poder.

La de Alicia Sanchez Camacho con la inmigración por banda: el PP ha parado mucho y bien el golpe en Cataluña y es Rajoy el que ya echa cuentas de futuro en su despacho de Génova-13.

La de Joan Herrera de ICV sucumbiendo a la nostálgida del tripartito con réditos lamentables, ya no habrá lugar para consejeros progres que hacen guiños a la parroquia antisistema.

La campaña de Ciudadans de Albert Rivera pescando en el antinacionalismo y demostrando que se puede ser alguien sin salir en televisión, aunque una alianza con UPD rechazada por Rosa Díez hubiera sido más provechosa.

Y finalmente Laporta, recogiendo las balas rebotadas del independentismo de Esquerra, sus escaños en el nuevo parlament pueden ser más que testimoniales.

Todos –y por encima de todos el PSC- toman, como ZP en la moncloa y Rajoy en Genova 13 buena nota de unos comicios que desde esta misma semana ya marcan el devenir de la politica nacional.

Julián Cabrera, director de Informativos de ONDA CERO