Menú Portada
Mensaje en una botella

Toma el dinero y corre, que sube el IVA

Julio 12, 2012

Había pensado titular este artículo Pilla por la orilla, que sube el IVA. Pero, aunque le habría dado un toque más cheli, me decanté por recurrir al título de la primera película de Woody Allen. En ella, el gran creador del séptimo arte, nos presenta a un ladrón incompetente que acaba en la cárcel por su notoria torpeza. En esta vida hay saber… hasta para robar. Y Virgil Starkwell, a quien encarna Allen, no fue llamado por el camino de la habilidad.

Quiero aclarar que este artículo no es, bajo ningún concepto, una incitación a la comisión de un delito. Antes bien: es una reflexión sobre una locura que ya ha comenzado a desatarse y que, mientras usted me lee, está yendo a más. Esa locura consiste en sacar el dinero del monedero, de la cartera o del banco para arramblar con toco cuanto seamos capaces de pillar por medio. Es decir, pillar por la orilla. Hay que comprar, que mañana sube el IVA y todo será más caro.

Hay que salir a la calle a por todas. No hay tienda que se nos resista. No hay rebajas suficientemente sabrosas que sean capaces de saciar el voraz apetito de quien sabe que mañana todo será más caro. ¡Un tres por ciento más caro! Lo que hoy cuesta 100 euros, mañana ya no costará 118 porque ya costará… ¡121 euros! ¡Cielos! No me había parado a pensarlo. Voy a darle a toda leche a este maldito teclado para darme vidilla, no vaya a ser que acabe de escribir el artículo cuando hayan cerrado los comercios. 

A.S.I. 

El Destino existe. Este domingo entra en vigor la liberalización total de horarios en la Comunidad de Madrid, de forma que las tiendas pueden abrir cualquier día festivo. Y el primero a la vista es este domingo. La única contrariedad sería que la subida del IVA entrara en vigor precisamente el domingo, que es día 15. Pero ni siquiera en ese caso tenemos derecho a bajar los brazos: siempre nos quedarían el viernes y el sábado. Así que, coincidiendo con el final de esa ominosa dictadura que impedía abrir cualquier festivo, podemos vestirnos de camuflaje y armarnos hasta los dientes. Entrar en combate es la misión. Comprar antes de que suba el IVA es el único objetivo: cualquier otro resultado será un fracaso.

Madrid puede convertirse este fin de semana en la capital del turismo consumista A.S.I. (Antes de la Subida del IVA). Los cajeros no darán abasto para satisfacer a tantos turistas dispuestos a dejarse un dineral. El fin de semana es corto y el gasto es largo. Hay tan poco tiempo para hacer compras y tantas compras por hacer. Qué cruel es esta vida. Hace unos días estabas pensando en pasar un domingo tranquilo y ahora te ves obligado a viajar a Madrid para poder gastar compulsivamente.

Gastemos como si tal cosa. Derrochemos lo poco que nos ha quedado después del tsunami bancario. Compremos como si no hubiera un mañana. Mañana es hoy y hoy ya es demasiado tarde para pulirnos la paga extra. Quién sabe si volveremos a ver el pelo a una paga extra, que se empieza con la de Navidad de los empleados públicos y luego nunca se sabe lo que pueden acabar haciendo las empresas privadas. Mejor no doy ideas. Chitón.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero