Menú Portada
El mayordomo

Tendencias: La Corbata Estrecha

Noviembre 7, 2010

Hasta no hace mucho tiempo los caballeros elegían sus corbatas limitándose a escoger un determinado color o un tipo concreto de estampado. Sin embargo, la enorme oferta existente hoy en día ha obligado a educar el paladar y ahora además de exigirse un determinado tipo de tejido también se presta atención a otras características como el grosor de la entretela o la medida de la corbata en su parte más ancha. 

Desde hace al menos dos años la vestimenta de corbatas estrechas estaba ya afianzada en países como Italia. Sin embargo, aquí en España tuvimos que esperar un año más para ver un uso extendido de ellas por nuestras calles. Hoy prácticamente todas las casas de moda de caballeros ofrecen corbatas cuya pala ha bajado de los antiguos diez centímetros a no más de ocho u ocho y medio centímetros. 

Antes de entrar a estudiar este nuevo clásico debemos puntualizar que aunque no pocos actores y personajes públicos como Jude Law, Fonsi Nieto, Javier Bardem, o los mismos creadores de Dolce&Gabbana, Domenico Dolce y Stefano Gabbana, han adoptado una corbata ultra estrecha como su compañero inseparable, el nuevo clásico al que nosotros nos referimos aquí dista mucho de las ridículas y antiestéticas corbatas por éstos escogidas. 

Aunque esas corbatas tan estrechas son hoy las escogidas por músicos, actores y otros personajes obsesionados por mostrar su aspecto más inconformista, hay otras prendas más adecuadas para expresar dicha rebeldía que hacerlo con lo que al fin y al cabo, estrecha o no, no deja de ser un complemento formal como lo es una corbata. 

En contra de lo que es el buen gusto, las corbatas ultra estrechas cada día tienen mayor acogida y estas pseudo-corbatas sustituyen hoy, muy a nuestro pesar, incluso a la pajarita con el esmoquin en galas como los Goya y, aunque en menor medida, en los Oscar de la Academia de Hollywood. La cosa toma un cariz más cercano a cualquier disfraz de Halloween cuando se visten hasta con vaqueros queriendo aportar tanto al conjunto como a su portador un aire de nuevo intelectual. 

Por el contrario, la corbata que ahora los caballeros más estilosos buscan está entre las clásicas con medidas en su parte más ancha de más de nueve centímetros y medio y las ultra estrechas de escasos cuatro o cinco centímetros. 

Hasta muy recientemente las principales casas de corbatas como Hermes o Loewe solo ofrecían corbatas de medidas de nueve centímetros y medio para arriba. Esto abrió una oportunidad a otras marcas de caballero que supieron captar de forma rápida esta nueva tendencia lanzándola al mercado en un periodo breve de tiempo. 

Las corbatas de gran anchura aportan un look totalmente pasado de moda y afea el conjunto final. Por ello mismo, y aunque en España tardaron más en aparecer, en Inglaterra e Italia las principales camiserías y tiendas de ropa de caballero pronto empezaron a ofrecer corbatas más estrechas. 

Las nuevas corbatas de ocho u ocho centímetros y medio sientan bien a casi todos los caballeros y ponen de manifiesto que el caballero que las escoge no solo no es ajeno a las últimas tendencias sino que además sabe vestir de formar actual y elegante. 

A la hora de escoger las medidas de la corbata que mejor se adecuan a cada caballero hay que tener en cuenta algunas consideraciones: 

1- Uno de los puntos más importantes a estudiar para no errar en la elección es fijarse en las medidas de las solapas de la chaqueta del traje que se vaya a vestir. 

Si se es de complexión gruesa parece lógico que tanto las solapas como las corbatas sigan esa línea y sean anchas. Igualmente, no tendría sentido para los caballeros delgados decantarse por chaquetas de solapas y corbatas de gran anchura ya que esto simplemente acentuaría la delgadez. Como desde aquí hemos apuntado en repetidas ocasiones, la adecuada proporción de nuestra ropa y nuestro físico es el gran responsable del éxito o del fracaso del resultado final. 

2- Vigilar el cuello de la camisa. Por ejemplo, si el Príncipe Michael Kent quisiera vestir sus míticas corbatas caracterizadas por su maxi nudo con un cuello cuyas puntas fueran cortas, estrechas o se cerrasen mucho, el gran nudo de sus corbatas quedaría desproporcionado del resto del conjunto.

3- Prestar atención al contorno del rostro. Si nuestra cara es ancha un nudo simple o fino solo acentuaría dicha anchura. Por ello, los caballeros de rostro ancho deben intentar conseguir nudos amplios o los de aspecto estrecho nudos simples o finos.

Hay una creencia extendida de que es el tejido de la corbata el que da volumen al nudo. Esto no es siempre correcto. Si nos gusta una tela para nuestra corbata pero debido a su textura pensamos que no conseguiremos un buen nudo no nos debemos preocupar; bastará con elegir un forro de algodón de cierto grosor para conseguir el efecto final deseado.

4- Para terminar es importante tener en cuenta nuestra altura. Si somos de baja estatura nuestra corbata debería siempre terminar justo donde empieza el pantalón. Las personas de baja estatura tienen que intentar que sus corbatas no se extiendan más allá de la cintura del pantalón para no acentuar su reducida estatura. Siempre les favorecerá más una corbata algo corta que otra que se extienda por debajo del cinturón. 

Si somos de una complexión física más o menos normal las nuevas corbatas de ocho centímetros y medio aportarán a nuestro look un aspecto muy actual y elegante 

Jeeves
elmayordomo@extraconfidencial.com