Menú Portada
Otras opiniones

Tatiana Delgado, de Supervivientes a la portada de Interviú

Septiembre 9, 2011

Tatiana Delgado ha sido uno de los grandes descubrimientos de Supervivientes. Podría haber echado mano de su infancia robada para ganar el concurso. Sin embargo, no quiso comerciar con el drama. Sin duda, sorprendente, y más en el medio televisivo, donde cualquier cosa sirve para ganar dinero. Algunos personajes utilizan lo que sea para auparse en los platós. Menos mal que Tatiana es diferente. Está bien aconsejada por Toño Sanchís, que tutela sus pasos profesionales y evita traspiés de los que dejan huella. El representante se ha convertido en uno de los más solicitados por su buen hacer. Está entregado a su gente y de ahí que le cueste conciliar la vida laboral con la personal. Lo consigue robándole horas al sueño.

Lo cierto es que Tatiana no para desde que llegó a España tras su paso por Honduras. Su presencia se ha convertido en una de las más reclamadas. Las discotecas se la disputan para hacer bolos. Ella está encantada. Su sueño era abandonar el show erótico y lo está consiguiendo. Sin duda, una estupenda noticia. A tanto llega el trabajo de la joven que dios y ayuda le está costando a Interviú realizar el posado que tienen apalabrado. Tras varios cuadres de agenda, será en los próximos días cuando la bailarina luzca palmito para la mítica revista. Se tratará de unas fotografías sensuales y de muy buen gusto que se realizarán en interiores y exteriores, muy cerquita de Madrid.
Y volviendo a la infancia robada de Tatiana, ella misma explicó en Sálvame Deluxe lo que le supuso vivir bajo el yugo de un padre dominante y bebedor. Un infierno que quién más sufrió fue su madre. El drama en casa hizo que la bailarina se refugiara en malas compañías. La experiencia le costó un intento de violación. En fin, historias desagradables que Delgado ha digerido y colocado en el lugar que corresponden.

Lectora voraz, a Tatiana le gustan los libros de autoayuda. En ellos encuentra las respuestas a las malas pasadas del destino. Su porte hace que algunos la consideren estirada. Sin embargo, quienes la conocen aseguran que es todo corazón. Se desvive por los demás y da todo lo que tiene. Con ella se hace bueno el dicho de “siempre hay una próxima estación”.

Por Joana Morillas

jmorillas@extraconfidencial.com