Menú Portada
Mensaje en una botella

Superhéroes de hoy en día

Noviembre 20, 2013

El recién nacido Kal-El sobrevivió gracias a la pericia de sus padres, Jor-El y Lara, que lograron enviarlo en una cápsula espacial antes de la destrucción del planeta Krypton. El Destino de Kal-El fue La Tierra, el planeta en el que adoptaría el nombre de Clark Kent. Después de esta segunda identidad, vendría una tercera. Y esa tercera sería el nombre con el que fue conocido para siempre: Superman. Hace 75 años que Jerry Siegel y Joe Shuster avistaron por primera vez a Superman en La Tierra, este planeta azul que sigue mostrándose tan vulnerable como falto de superhéroes.

Esta semana hemos descubierto cómo un hombre de carne y hueso ha adquirido superpoderes. El caudillo venezolano Nicolás Maduro ha recibido esos superpoderes de la Asamblea Nacional, que le ha concedido permiso para hacer lo que le plazca durante un año. Maduro se ha apresurado a anunciar que aprovechará la llamada Ley Habilitante para “adecentar” el país. Ya que adecentar es, según la Real Academia Española, “poner decente, limpio, en orden”; en un año tiene tiempo de limpiar su país de opositores y poner en orden a los demás. Este superhéroe no acaba de convencerme.

También esta semana hemos asistido a la consagración planetaria de un superhéroe que, al igual que Superman, tiene más de un nombre. Cristiano Ronaldo, también conocido como CR7, no sólo es el atleta perfecto y el hombre que persigue el Balón de Oro como la bola persigue a Indiana Jones al principio de En busca del arca perdida. La gesta de este martes, cuando marcó los tres goles que clasificaron a Portugal para el Mundial de Brasil, es la última demostración de los superpoderes que atesora la estrella de la selección portuguesa y del Real Madrid. Su capacidad de combate en el campo es comparable a su ambición, que no parece tener límites. 

Ni yo era Kal-El ni ella era Lara 

Pero los superpoderes que necesitamos ahora, en estos tiempos en que los grandes indicadores señalan el final de la crisis sin que en la calle se perciba aún la buena noticia, son otros. Son los superpoderes que yo pude ver en alguien a quien conocí recién nacido. Ni yo era Kal-El ni ella era Lara. Pero mi Madre, que es a quien me refiero, me mostró cuáles son los superpoderes con los que enfrentarse a la adversidad.

Levantarse cada mañana dando gracias por poder tener esa oportunidad, esforzarse en hacer bien todo cuanto haya que hacer cada día, no desfallecer nunca aunque el cansancio pida rendirse, pelear por lo que consideras justo aunque otros tengan otro criterio y entregar todo el amor que llevas dentro sin pedir nada como recompensa.

No pasa un solo día sin que lo recuerde. Los superhéroes de hoy en día se parecen a mi Madre y a esas personas que todos conocemos. Porque están en nuestra ciudad, en nuestro pueblo, en nuestra calle o en nuestra familia. Sus nombres no aparecen en Wikipedia, en las viñetas de un cómic o en los títulos de crédito de una película. Pero nunca los olvidaremos porque su recuerdo será deslumbrante. Más deslumbrante que la kryptonita.

  

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero