Menú Portada
Mensaje en una botella

Sois unos blandos

Junio 12, 2013

El príncipe Naruhito, que acaba de visitar España, ha invocado la figura del samurari Hasekura Tsunenaga como ejemplo de la lucha abnegada de quienes no se dan por vencidos. Según el heredero del trono japonés, tanto su país como el nuestro serán capaces de superar sus retos y ha puesto como ejemplo al citado samurai. Hasekura Tsunenaga atravesó los océanos Pacífico y Atlántico en 1613 para venir a España y convencer a Felipe III de que iniciara el comercio con Nueva España (Méjico, en la actualidad).

“Ésta es mi sexta visita a España”, ha explicado Naruhito antes de concluir que le impresionan de nuestro país “su acervo histórico; su diversidad cultural; y, sobre todo, la alegría y la ternura de la gente”. Pues sí. El príncipe heredero de Japón tiene razón. Somos unos tiernos. Nuestra ternura se manifiesta cotidianamente. Nosotros tal vez no seamos capaces de apreciarlo. Una vez más se confirma que nadie es profeta en su tierra, que no valoramos lo que tenemos o que sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena.

Pero aquí está un humilde columnista del Extraconfidencial para recoger un selecto ramillete de ejemplos de nuestra ternura nacional, que servirá para demostrar que el príncipe del Imperio del Sol Naciente está en lo cierto. Cuánta razón tiene Naruhito al destacar la ternura de los españoles entre todas las cualidades que nos adornan. No os escondáis. Sois unos tiernos. Sois tan tiernos que sois unos blandos, que además es el principal sinónimo de tiernos.

La casa de la pradera

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba van de la mano compartiendo la misma posición ante el Consejo Europeo. O sea, que después de lo que se han llamado el uno al otro y de hacernos creer que no podían ni verse, ahora resulta que son los protagonistas del Si tú los vieras de los Pecos.  El presidente del Gobierno y el líder de la oposición son unos tiernos.

Artur Mas tiende la mano a ERC y PSC para que entren en su Gobierno y dice que agotará la legislatura aunque no llegue a celebrarse la consulta soberanista que se comprometió a celebrar. Es decir, que ahora dice digo donde antes decía diego y ahora quiere que el Gobierno catalán sea La casa de la pradera con gente muy diversa dentro de ella conviviendo en armonía. Otro que también es un blando.

José Antonio Monago baja el IRPF a los extremeños que ganan menos de 24.000 euros al año, que suponen el 90 por ciento de la población. O sea, que el presidente de la Junta de Extremadura anuncia que el suyo “va a ser el primer Gobierno que, tras cinco años de subidas de impuestos a los ciudadanos, va a bajar los impuestos en España”. Otro que es un tierno.

Tanta ternura no cabe en una vasta piel de toro como la que habitamos. Somos tan blandos, somos tan tiernos, que no alcanzamos a dar importancia a lo que tenemos. Consideramos que nuestra ternura puede ser una apariencia que responde al por el interés te quiero andrés. Tremendo. ¿Quién es capaz de dudar de la autenticidad de los ejemplos enumerados o de cualquiera de las adhesiones inquebrantables de ternura que recibimos a diario? Hágame un favor. Mejor no responda ahora. Hágalo después de la publicidad.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero