Menú Portada
Mensaje en una botella

Sin ti no soy nada

Marzo 24, 2011

Rubalcaba canta por Amaral para callar a Gil-Lázaro acusándole de cantar en la ducha Sin ti no soy nada. Este alarde de conocimiento del pop español me lleva a pensar que hay personajes que no son nada sin la existencia de otros. ¿Qué son Belén Esteban sin Jesulín de Ubrique, Mourinho sin  Guardiola, Shakira sin Piqué, Twitter sin Facebook, Alberto Ruiz-Gallardón sin Esperanza Aguirre o Alfredo Pérez Rubalcaba sin Carme Chacón?

El vicepresidente Rubalcaba ha asegurado en sede parlamentaria que Ignacio Gil-Lázaro, diputado del Partido Popular, canta en voz alta el Sin ti no soy nada cuando piensa en el número dos del Gobierno. Eva Amaral nunca debió de soñar que esa canción de su album Estrella de mar recuperara ahora el protagonismo que ya tuvo en el año 2002, cuando fue publicado el tercer trabajo discográfico del grupo aragonés. En la localidad murciana de Campos del Río ya han recibido a Rubalcaba entonando la copla de Amaral como quien entona un himno.

Ignacio Gil-Lázaro no es nada sin Alfredo Pérez Rubalcaba cada semana en el Congreso, cuando el diputado del PP se dedica a asaetear a preguntas sobre el caso Faisán al vicepresidente primero. Probablemente Rubalcaba lleva preparado un listado de respuestas comodín para las persistentes preguntas de Gil-Lázaro

El Waka Waka

Belén Esteban no es nada sin Jesulín de Ubrique. La madre de la primogénita del torero escaló un ochomil hasta conquistar el puesto de colaboradora televisiva y Jorge Javier Vázquez la anuncia como copresentadora del programa más largo de las cadenas convencionales. Pero La Esteban sigue conquistando ochomiles porque parece estar fraguando un nuevo contrato que la convertiría en una de las estrellas mejor pagadas de la televisión. El Destino, que la unió a Jesulín, puede convertirla en la princesa del pueblo más forrada de la historia.

Mourinho no es nada sin Guardiola. El entrenador del Real Madrid se ha marcado el objetivo de dar jaque mate al rey Guardiola en el tablero de ajedrez de la Liga. La partida está siendo larga, dura y difícil. Pero el portugués maneja la puesta en escena y tiene un abanico de recursos interpretativos que lo convierten en el primer entrenador de fútbol salido del Actor’s Studio.

Shakira no es nada sin Piqué. El Waka Waka los unió en esa danza del amor que parecen bailar desde entonces, que se ha llevado por delante al novio de la colombiana y que ha convertido a la cantante y el futbolista en una pareja irresistible. Ella se ha mudado a Barcelona y él se ha mudado de ropa para convertirse en un buen mango… en un buen hombre mango, se entiende.

La vida te da sorpresas

Twitter no es nada sin Facebook. El pajarito azul vuela tan alto que amenaza la posición de dominio de la efe blanca. De paso, está consiguiendo educar al personal en la difícil misión de decir mucho con pocas palabras porque el límite de los 140 caracteres es infranqueable. El negocio de las redes sociales ya no es sólo cosa de uno y los demás. Ahora ya son dos y el resto.

Alberto Ruiz-Gallardón no es nada sin Esperanza Aguirre. El alcalde madrileño necesita a la presidenta de la Comunidad de Madrid igual que un verso suelto necesita una estrofa o un poema completo. Gallardón es a Esperanza lo que el frío es al calor: no pueden vivir el uno sin el otro pero respiran más tranquilos cuando uno pierde de vista al otro.

Alfredo Pérez Rubalcaba no es nada sin Carme Chacón. El vicepresidente primero del Gobierno precisa tener un rival en la sucesión de Zapatero y la ministra de Defensa es perfecta para el papel. Ser el único aspirante daría a entender que no hay socialistas capaces y recodaría al candidato único del PP que tanto criticó el PSOE.

Tal vez pueda resultar exagerado proclamar que los personajes citados en primer lugar no son nada sin los personajes citados en segundo lugar. Probablemente sería más justo decir que los primeros son algo distinto sin los segundos. Pero, ¿se han parado a pensar en invertir el orden de los personajes al formular la pregunta? ¿Qué son Jesulín de Ubrique sin Belén Esteban, Guardiola sin Mourinho, Piqué sin Shakira, Facebook sin Twitter, Esperanza Aguirre sin Alberto Ruiz-Gallardón o Carme Chacón sin Alfredo Pérez Rubalcaba? ¿Se preguntan ustedes si el orden de los factores alteraría el producto? La vida te da sorpresas.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com