Menú Portada
No me moverán

Senador republicano despide profesor interino en Murcia

Marzo 4, 2013

En cada manifestación callejera española ondean banderas con una franja morada junto a la amarilla al otro lado de la roja. Son los republicanos. Son españoles y no atacan a España. Si acaso, como decía Machado, atacana una de las dos Españas. La que según él les helará el corazón. Por eso, el título de este artículo no se refiere a ellos, sino a los del Partido Republicano norteamericano y, más concretamente, a sus  senadores. Al conseguir el recorte de 87.000 millones del Presupuesto en EE.UU., los republicanos no sólo constriñen a Obama, también al sector público americano al reducir sus gastos, al privado que depende de él (como los proveedores de defensa), y de rechazo a la economía global.

Europa es el mercado del mundo con mayor intercambio comercial con Norteamérica. Tanto, que se especula con la pronta formación de una Zona de Librecambio Económico entre ambas áreas. Por eso, una dificultad económica en EE.UU. repercutirá en Europa. Y si Europa sufre, dado que es nuestro principal mercado exportador, España sufre.

Un particular efecto mariposa

Es lo asombroso de la Globalización. La versión económica del efecto mariposa. Este principio ecológico dice que el cambio en el vuelo de una mariposa en la selva amazónica, puede acabar reflejándose en un tsunami en el Índico.

 Un voto en el Senado estadounidense acaba creando déficit público en Murcia. Alemania deja de vender Mercedes Benz en Minnesota, donde se cierra una fábrica que provee cojinetes para tanques del ejército americano. En Alemania despiden a unos cuantos empleados en las empresas de suministros de la industria automotriz y estos dejan de comprar tomates de Águilas. Las empresas hortofrutícolas de la zona murciana reducen beneficios y despiden empleados. Los tramos autonómicos del IRPF bajan. El gobierno de Murcia tiene menos ingresos y aumenta su déficit. Entonces, para reducir gastos, despide un par de interinos de un Colegio Público que, si fueran conscientes, dirían: ¡Maldito voto del senador en Washington!

Así, que cada vez está más claro que nuestra vida está condicionada por causas lejanas e incontrolables. Sólo una democracia global podría cubrirnos del egoísmo de ciertos países o ciertos grupos de personas o intereses.

Hay que estar informados

Y, dado que aun no es posible votar para elegir el Senado de EE.UU. un ciudadano de Murcia, al menos, debe estar informado para prevenir lo que pueda ocurrir; es decir, que estar preocupados sólo de lo que ocurre en nuestro ombligo,  nuestro pueblo, autonomía o nación hoy en día es una imprudencia y una necedad.  

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE. Director del Executive EMBA, Madrid