Menú Portada
No me moverán

Semanas andaluzas

Marzo 19, 2012

Andalucía va a estar de moda durante el resto del mes y más allá. Primero, las elecciones, luego la resaca electoral y, finalmente, la Semana Santa. Los andaluces tienen en sus manos la decisión sobre qué partido quiere que les gobierne; luego los partidos decidirán las personas que ocupen los cargos y después vendrán las procesiones.

La elección del 25 de Marzo sobrepasa su importancia local. Es la primera vez desde hace varias legislaturas que no coincide con las elecciones generales. Su celebración, cuatro meses después del triunfo del PP en los comicios generales, decide si el mapa de España se llena definitivamente de azul, el color popular.

La incógnita de Andalucía

Si Arenas ocupa el palacio de San Telmo, sede del Gobierno en Sevilla, sólo Cataluña, Canarias y el País Vasco (donde el PP sostiene a Patxi López), no tendrían un Gobierno popular. Una situación única para embridar el Estado de las Autonomías. Si el PSOE mantiene el gobierno Andaluz, aunque sea con la ayuda de Izquierda Unida, la izquierda podría afirmar que Rajoy ha perdido apoyo en la población en los últimos cuatro meses.

Son, por tanto, unas elecciones cruciales a nivel nacional. Rubalcaba se juega tanto cómo Griñán. Mantener el Gobierno andaluz en manos socialistas consolidaría la actual estructura nacional del PSOE.Una derrota manifiesta del socialismo demostraría el fracaso de la política que ha desarrollado el actual líder del PSOE. Una política que lleva en sí la contradicción de acusar al PP de los efectos sobre el paro que aumentó bajo el anterior Gobierno socialista del que Rubalcaba era vicepresidente. Rajoy, por contra, reforzaría la confianza en sus políticas reformistas si el PP logra el Gobierno andaluz.

Tampoco hay que olvidar que cuatro días después está convocada una huelga general. Huelga que tiene un marcado tinte político. Por eso, los resultados de las elecciones andaluzas también influirán en ella.

Penitencia, acción de gracias y reconciliación

Si el PP logra el gobierno andaluz la huelga general perdería gran parte de su significado ¿Cómo defender una protesta contra un gobierno que sigue manteniendo la esperanza del pueblo y a sólo cuatro meses de su elección?

Por el contrario, si el PSOE mantiene el poder los convocantes de la huelga podrán utilizar el resultado a su favor. Méndez y Fernández Toxo, UGT y CCOO, se la juegan tanto como Rubalcaba y Rajoy en las cabezas de Griñán y Arenas.

Después, vendrán las procesiones de Semana Santa. Para unos serán de acción de gracias, los que hayan conseguido su objetivo. Para otros serán de penitencia, los que se hayan equivocado en sus previsiones. Aunque, para unos y otros, debían ser de reconciliación, algo propio de una manifestación religiosa basada en el perdón. La situación es tan compleja que se necesitará el concurso de todos para salir de ella.

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE. Director del Executive MBA, Madrid.