Menú Portada
No me moverán

¿Se acaba el dorado de la soja?

Septiembre 17, 2012

Estoy en Uruguay, después de pasar por Brasil, camino a otros países del Cono Sur. Una zona que fue uno de los dorados para los emigrantes españoles del siglo XIX y XX. Eran los indianos. Emigrantes que a veces se hacían ricos y volvían mayores a España o se quedaban definitivamente en América. Sus descendientes han sido una de las fuerzas de vanguardia empresarial y política de la América latina.

Ahora, es raro que no me encuentre con algún conocido en mis viajes transatlánticos. Son expatriados de empresas españolas o emigrantes de nuevo cuño: profesionales maduros, empresarios y jóvenes universitarios que van a trabajar al Cono Sur ¿Serán los indianos del XXI? Ellos así lo esperan. Es posible. Pero, como viajero atento a las circunstancias de lo que visito, debo avisar. La parábola de la soja me da pie para ello.

El oro de la Agricultura: la soja

La demanda de materias primas aumenta. El crecimiento de países muy poblados cómo China o India es su causa. La agricultura extensiva no es una excepción. Gracias a las economías de escala, al disponer de grandes superficies mecanizables, el Cono Sur es un lugar ideal para producir uno de los productos más demandados: la soja.

Argentina fue la cuna de su producción. Pero dado lo rentable de su cosecha se extendió pronto. Por ejemplo, Uruguay es objetivo de los empresarios agrarios del cono sur. Se alquilan grandes superficies para sembrar soja. Soja transgénica vendida por Monsanto, una de las empresas internacionales agroalimentarias más importantes. El cono sur es ya el mayor productor mundial: más de 43 millones de hectáreas (Asia tiene 21 y EE.UU 31).

La soja transgénica es resistente al herbicida glifosato, queporciertotambién vendeMonsanto. Antes de sembrar el herbicida prepara la tierra matando toda otra herbácea (aunque están apareciendo especies resistentes). Así el terreno se va agotando y si la capa de tierra no es suficiente, como pasa en Uruguay, en unos años será estéril. La pregunta es: ¿qué pasará con la economía del cono sur cuando esa tierra se agote? 

¿Es la soja una parábola del cono sur?

A los viajeros transoceánicos, a los nuevos indianos, les recuerdo la gran lección de la agricultura: cuando se dice que un producto es muy rentable, está empezando a dejar de hacerlo. La razón es que todo el mundo empieza a cultivarlo. Entonces, la oferta bien pronto supera a la demanda, los precios bajan y el beneficio desaparece.

La soja es la parábola del Cono Sur. Si su economía no se construye de manera sostenible, tarde o temprano, se parará. Es posible que el proceso ya haya empezado. Brasil crecerá sólo entre el 2 y el 3% de su PIB este año; insuficiente para un país emergente. Argentina tiene dificultades y la cacerolada del viernes pasado contra su Presidenta es un indicio. Paraguay ha cambiado de Presidente en un golpe de estado discutible. La popularidad de Evo Morales en Paraguay flaquea.

Viajar enseña mucho, en particular si uno está atento a las olas del tiempo. El cono sur puede estar al final de un ciclo de crecimiento. Empresas y profesionales españoles harían bien en analizar el fenómeno antes de arriesgarse en nuevas aventuras en él.

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid.