Menú Portada
Otras opiniones

Sara Montiel pide perdón a María José Nieto

Mayo 13, 2010

La amistad entre Sara Montiel y María José Nieto ha estado a punto de irse al traste. Y todo por un error garrafal de la manchega. Ocurrió el día de la madre, cuando Saritísima telefoneó a la vedette y le dijo: “Ven a buscarme, que mis hijos me han dejado tirada”. Acto seguido, María José envió a su marido a recoger a la actriz. Mientras tanto, ella se quedó en casa preparando una fiesta sorpresa.

Cuando Sara llegó a casa de María José, se encontró con una preciosa pancarta donde podía leerse: “Eres una madre estupenda”. Estas palabras emocionaron a la manchega, quien estaba muy tocada por el hecho de que sus hijos, Thais y Zeus, se habían olvidado de ella en un día tan señalado.

Las mentiras de Saritísima

Tras la celebración, María José, su marido y Sara se fueron a comer. Después del ágape, la vedette entregó a la manchega una cruz que había pertenecido a su madre. Se trataba de un regalo de gran valor sentimental para la Nieto. Lógicamente, la actriz recibió emocionada el presente cuando se lo pusieron al cuello.

Las cosas marchaban a la perfección, el día se prometía redondo. Sin embargo, todo se torció a la salida del restaurante, cuando la Montiel fue abordada por un reportero, que le preguntó por el presente que le habían hecho sus hijos.

¿Pero qué invento es éste?

Para sorpresa de la Nieto y su marido, a la manchega no se le ocurrió otra que decir que sus retoños le habían correspondido con la cruz que minutos antes la vedette le había obsequiado. Ni que decir tiene que María José se quedó a cuadros al escuchar la respuesta de la que se suponía su gran amiga.

Es importante señalar que la Montiel en ningún momento pidió perdón a María José por el feo que le había hecho. Y es posible que hubiera seguido en sus trece de no haber sido porque la que firma este artículo contó los hechos en “Tal Cual”.

Rectificar es de sabios

Al día siguiente, Saritísima descolgó el teléfono y pidió perdón a la Nieto. Se disculpó por su comportamiento, que achacó a un error imperdonable. Dejó constancia de que en su ánimo jamás estuvo el deseo de hacer daño. Fue una larga conversación que duró dos horas.

Tal como es habitual en ella, pues hablamos de una mujer muy generosa, María José ya ha pasado página a lo sucedido y no guarda ningún rencor a Sara. Es mucho el cariño que siente por ella, aparte de que se trata de una amistad que data de antiguo. Bien está lo que bien acaba.

Un regreso muy esperado

Desde que empezara su contencioso con María José Cantudo, la Nieto entró en una profunda depresión y decidió retirarse. Han sido seis años lejos de los escenarios. Durante este tiempo, no ha parado de recibir ofertas profesionales. Sin embargo, ha hecho caso omiso. Hasta que ha aparecido un productor que con su insistencia ha logrado convencerla.

María José está inmersa en un ambicioso proyecto que recibe el nombre de Antología de la Corte del Faraón. Me cuentan que la vedette está espectacular, tanto de voz como de figura. Parece que los años no pasan por ella, y así se lo hicieron saber los espectadores que acudieron a verla en su debut valenciano. Le auguran grandes éxitos. Se lo merece.

 
Extraconfidencial:

Dicen que hay unas fotos que corroboran su visita al Hospital para ver a su gran amiga. Él, periodista, y ella, folclórica, se ríen porque ni han pisado el centro médico…

La presentadora sorprendió a propios y extraños al decir: “Al igual que se ha hecho un casting para elegir a la presentadora, yo también he hecho un casting para escoger al director”…
En la otra cadena están de los nervios ante el inminente estreno del programa. Pueden estar tranquilos, porque quienes han visto los pilotos aseguran que es un soberano tostón…

La periodista no sólo se ha ganado el odio de los su gremio por su mal carácter, también de maquilladores y peluqueros. Es tan insoportable que en su casa hacen una fiesta cada vez que se ausenta…

En la otra cadena están de los nervios ante el inminente estreno del programa. Pueden estar tranquilos, porque quienes han visto los pilotos aseguran que es un soberano tostón…

Por Joana Morillas