Menú Portada
Atando cabos

Rubalcaba y los idiotas

Marzo 7, 2011

Los idiotas somos nosotros. Un país de idiotas, a decir por lo que dijo el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba en su última comparecencia tras el Consejo de Ministros. Resulta que hasta ahora no habíamos enterado que no se puede desperdiciar petróleo. Somos unos derrochones, tiramos energía, y necesitamos a un “papá académico” que nos diga que lo estamos haciendo fatal y que ya era hora de que se abriera un debate sobre la dependencia energética en España. El pasado viernes estuvo especialmente “didáctico” Pérez Rubalcaba y nos dejo frases como: “España ha pensado que esto de la luz y la energía es gratis, y cuesta muchísimo”.

No alcanzo a entender a qué España se refiere el vicepresidente, o dicho de otra manera, no sé en que país vive Rubalcaba. Quizá este hablando de los millones de españoles que cada fin de mes mira con lupa la factura de la luz, la subida del gas, o el gasto de calefacción. Quizá este hablando de los miles de conductores que, sobre todo en los últimos años, lo primero que hacen al llegar a una gasolinera es informarse sobre el precio del litro de combustible. O quizá este hablando de aquellos que ya no llenan el depósito o reducen al máximo sus viajes en vehículo. Pero no. Aquí, los que no se enteran de nada son los ciudadanos. Aquí, los que desperdician son los usuarios. Y necesitamos a un ministro como Miguel Sebastián que nos marque la hoja de ruta para que no sigamos derrochando de la manera que lo hacemos.
 
El sentido trascendental de todo

Otra de las perlas que nos dejó el vicepresidente y portavoz del Gobierno en su última rueda de prensa fue cuando dijo que “por primera en la historia de nuestro país se ha abierto el debate sobre el ahorro y la dependencia energética”. Otro descubrimiento histórico. A Rubalcaba se le ha terminado contagiando de Zapatero el sentido trascendental de las cosas. El explicar los acontecimientos como si nunca hubieran ocurrido. Pero en este caso concreto es especialmente llamativo que el vicepresidente no recuerde, por ejemplo, que ese mismo debate de la dependencia energética se tuvo hace poco cuando el Gobierno anunció el cierre de la central nuclear de Garoña. O cada vez que se ha hablado de las ventajas e inconvenientes de la energía nuclear. O incluso cuando las grandes empresas eléctricas nos hablan del déficit de tarifa, etc…El debate sobre el ahorro y la dependencia de la energía es antiguo en nuestro país. Y no ha nacido precisamente a raíz del anuncio de circular a 110 km por hora por las autovías.

Hoy entra en vigor esa medida “estrella” del Plan del Gobierno. Los 110. Se nos ha dicho por activa y por pasiva que es algo positivo. Ahorra energía, dinero y además salva vidas. Las únicas preguntas que cabrían hacerse. Si la medida es tan importante y positiva. ¿Por qué es temporal? ¿Por qué sólo se aplicará hasta el mes de Junio? ¿Qué argumentos esgrimirá el Gobierno para retornar a los 120 km por hora? Es algo que descubriremos en su momento. Ahora toca continuar en esta especie de “estado de alarma energético” donde el Estado cuida y ampara a unos ciudadanos que son despilfarradores. Idiotas.


Juan de Dios Colmenero, Jefe de Nacional de Onda Cero