Menú Portada
A renglón seguido

Rodrigo Rato Figaredo: la gallina y el huevo

Octubre 27, 2014

Mientras que para algunos la vida giró a finales del siglo XIX alrededor del Can Can, otros, en la actualidad, consideran que la suya se ha convertido en una muy perra, puesto que forman parte de los ladridos de la rabiosa actualidad, que les están haciendo morder el polvo de la sospecha, conduciendo a los curritos y parados de a pie a coger una rabieta alimentada por su dudoso y reprobable comportamiento.

Ni que decir tiene, que uno de los miembros de esa jauría es, y seguirá siendo, para rato, D. Rodrigo; pero no el ilustre libertador de nuestra reina mora patria. El madrileño en cuestión viste como segundo Figaredo, localidad asturiana de la que toma su estirpe el apellido; ¿o será al revés, siendo entonces ella la gallina y el huevo el locus? Con esta colección de pistas, junto con la manguera, el casco y las botas… de Gila, el cromo del bombero incendiario del álbum de las cajas es el antecesor del señor de impronunciable apellido Goirigolzarri (actual presidente de Bankia).

Muerto el perro genovés, se acabó la rabia

El último acierto cometido por el malandrín, ha consistido en presentar la baja temporal de militancia en su partido, más bien roto desde hace rato, que ha propiciado el cierre del expediente informativo abierto sobre él por su agrupación política. Muerto el perro genovés, se acabó la rabia contenida por los suyos. Claro que… su presente sigue yendo de la mano del pasado de su predecesor, estando ambos a expensas de futuras resoluciones judiciales.

Desconozco si cumplieron con el antaño inexcusable servicio militar, pero todo apunta a que si así fue, su destino habría sido el de gastadores, puesto que con el volumen de ingresos obtenidos, de los conocidos, ejerciendo como presidentes de Caja MadridBankia (40 millones/€ 1996-2009 –Blesa–  y  4,6  millones/€ 2010-2012 –Rato-),  deberían  poder hacer frente al imperativo legal del Juez Andreu, basado en que las confianzas se garantizan con fianzas –16 y 3 millones/€-, debiendo meter la mano en su caja, por haberla metido en La Caja. Caso contrario –no constituirlas-, ya confirmado, deberán señalar la titularidad de sus bienes que podrán ser objeto de embargo por los males causados, no pudiendo enunciar durante tiempo cierta conjunción adversativa, que les es y será adversa: sin embargo.

Blackcardistas ilustres

Parejamente a estos blackcardistas se sitúan, en segunda fila, dos aventajados alumnos cum <em>fraude, que afean la noble institución del Colegio de San Ildefonso, puesto que los ex-directores generales Sánchez Barcoj (Caja MadridBankia) y Ortega (Caja Castilla La Mancha) fueron “bautismados” con ese mismo nombre de pila. En tanto que aquéllos benditos extrajeron suerte, éstos malditos detrajeron fuerte.

Mientras unos diseñaban cómo encajar sus ingresos en la RentaI.R.P.F.– con casillas en blanco, Óscar de la Renta, recién fallecido modisto que vistió a primeras damas de la Casa Blanca: J. Kennedy, N. Reagan y M. Obama –entre otras-, diseñaba encajes con cosillas en blanco para sus ingresos.

Simultáneamente, y en su labor de fraternal misión “cortafueguista” el diputado PPPujalte continúa hermanándose con el apostolado de los imposibles, manteniendo su inquebrantable amistad con dos condenados –Fabra y Matas– y dos imputados –Rato y, también ahora, Acebes-, como mal prosélito de aquella sabia frase que pontificaba: Si buscas amigos sin defectos, tendrás ninguno.

Paco de Domingo