Menú Portada
A renglón seguido

Rita: “Fayera mallor”

Septiembre 20, 2016
rita-fallera

En una última semana lluviosa donde los pajarillos han cantado y las nubes levantado, la levantisca Barberá se ha decantado por no cantar y callar, tomando la dolorosa decisión de abandonar el partido, al que tanto le debe, –de ahí, quizá, la donación de mil euros- por pitufear, presuntamente, en primera persona consintiendo, en singular y plural, la conjugación del verbo en todos sus tiempos. Se sabe que algunos valen más por lo que callan, encallándose en la complicidad del silencio, que por lo que dicen; a diferencia de otros, que no lo hacen ni dentro del agua –no debajo-.

Después de la Ley del silencio y el de los corderos el de Rajoy y el de Rita, que pudiera parecer administrativo por cómo administran los tiempos declarativos, es de los más llamativos. Brey curó ´afonía´ en el Bratislava Summit (sin brexistas aislacionistas) profiriendo que tiene “ninguna autoridad sobre Rita” –¿La habrá tenido alguna vez?- a la hora de invitarla a abandonar el palco senatorial.

La santa Rita: lo que se me da, no se me quita; por más que los adjudicadores no hayan sido los votantes sino la Cámara de las Cortes valencianas, que, unánimemente, le ha solicitado la entrega de su acta de senadora. La Dama se Esconde en las letras de sus canciones y ella victormanolea y se esconde “tras de una cortina”: la de su casa; frente a los Juzgados –¡Tiene guasa!-.

Susto o muerte

Quien le diera a escoger entre susto (Senado) o muerte (partido) se encuentra en una encrucijada, poniendo una vela a Dios, pidiendo que se respeten los tiempos judiciales, y otra al diablo, solicitando que entregue su acta de senadora, que, por cierto, le va a suponer un aumento de su masa… salarial al ingresar en el llamado Grupo Mixto, donde los emolumentos de la monumental Rita, que continúa en su salsa, engordarán –nadie lo está de milagro- sustancial y jugosamente.

A la ensalada de partidos de la agrupación de miscelánea se agregará un nuevo y pesado ingrediente con notable presencia de supergramaje. Depositará su armoniosa y equilibrada figura junto a aquéllos a los que ha imprecado reiteradamente en su dilatada y extensa carrera. Parece que nadie le enseñó a no escupir hacia arriba a la mollar y oronda caloretista que fuera “Fayera mallor” consistorialista durante más de veinte años.

Mariano está por la labor de dar de beber a la sedienta Niña de Foc tan esquiva con el hambre de justicia manifestada por el Supremo. El silencio del gallego denota que “dentro de mi alma yo tengo una fuente, ´pa´ que tu ´culpita´ –caso de ser condenada- se incline a beber” para quien podría acabar flambeada en la pira de la cremà del Jutjat de más alta instancia ordinaria.

Tenía el carné número tres del partido. Cuarenta nictémeros años de militancia de la “Jefa” echados al traste y por la gorda; quiero decir: por la borda de la embarcación de Génova. De momento… un paquebote a la deriva.

Paco de Domingo