Menú Portada
No me moverán

¿Retrocede el pesimismo económico?

Junio 10, 2013

Mariano Rajoy ha dicho en Valencia que retrocede el pesimismo en España. El último sondeo de Metroscopia pronostica que el voto del PP, después de una caída continúa, se ha recuperado un 2% en los últimos dos meses. Dado que lo que más preocupa a los españoles es la economía ¿estará de verdad retrocediendo el pesimismo económico?

No hay razones para asegurarlo. Pero se pueden poner sobre la mesa ciertos datos que den la impresión de que estamos en un posible punto de inflexión. Son los números del mercado laboral, la prima de riesgo y la estabilidad fiscal, las exportaciones, y algunos índices que indican que la economía española se está moviendo.

Mercado laboral y prima de riesgo

Los datos más optimistas, o menos pesimistas, de la semana pasada fueron el descenso del desempleo. En mayo 98.000 parados menos registrados y 134.000 afiliados más a la seguridad social. Ya comenté el martes pasado en Extraconfidencial.com que habría que esperar a octubre para confirmar sí estas cifras es un cambio de tendencia.

La prima de riesgo, que mide la salud de la deuda pública española, también da noticias positivas. Se ha estabilizado alrededor de los 300 puntos. Menos de la mitad de su nivel máximo el año pasado. El Estado español recupera confianza en los mercados. Los tipos de intereses que tiene que pagar por su deuda soberana han bajado. Aunque el “Servicio de la deuda” aumente, lo hará de manera moderada en estos meses. Europa ha dado un respiro al Gobierno con un mayor plazo para reducir el déficit. Eso reducirá la tensión financiera de las Administraciones Públicas.

El sector exterior tira y ¿el consumo?

Los salarios han bajado y la productividad ha crecido. España se ha vuelto más competitiva. Por primera vez en años la balanza comercial española está equilibrada, vendemos fuera más que compramos. El sector exterior tira de la economía. Las exportaciones de las grandes empresas crecieron un 4,8% interanual. Además la venta a extranjeros en el interior, a través del turismo, parece halagüeña este año. La inestabilidad en Turquía y el Norte de África puede echar a nuestras costas un buen número de visitantes este verano.

El índice de confianza del consumidor en Mayo se mantiene igual al de hace un año. Ha retrocedido respecto a los últimos meses, pero es superior al de diciembre pasado, cuando tocó suelo. En mayo las ventas de coches subieron, aunque parte de este incremento se debe al plan PIVE y fueron menores que las del año pasado. El consumo sigue siendo una incógnita a despejar. Sería necesaria una reforma fiscal que lo ayudase.

Buenos índices, pero… ¿El crédito?

No son sólo estos datos; hay más. El índice FEDEA de actividad económica general tambié<span>n mejora. El PMI de manufacturas sube, no lo suficiente, pero aumenta. La inversión directa extranjera en España el primer trimestre de 2013 ha sido un 87% superior a la del 2012.

Sin embargo el crédito sigue sin circular. Aunque hay promesas europeas y, en particular alemanas, de dedicar más de 2.600 millones de euros a las PYMES españolas, de momento no reciben liquidez. Es la gran incógnita ¿Cuándo empezará a circular crédito con normalidad? El proyecto de Ley de Cajas de Ahorros se enviará en breve a las Cortes y los bancos parecen haber superado el shock después de recibir una inyección de los 40.000 millones de euros europeos. Falta un empujón definitivo y resolver el problema de las preferentes.

En resumen: hay razones para que retroceda el pesimismo económico, pero permanecen las dudas.

J. R. Pin Arboledas, Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid