Menú Portada
Atando cabos

Respaldo a una forma de gestionar

Octubre 22, 2012

La victoria absoluta del PP en Galicia no es sólo una victoria más de un partido que ha venido siendo hegemónico en esa Comunidad Autónoma, esa victoria tendrá un enorme recorrido político y servirá como aval, como respaldo,  a una forma de gobernar y de gestionar una crisis económica. Hace pocos días en esta misma página decíamos que Mariano Rajoy quiere ser Feijoo dentro de dos años y medio. Hoy lo deseará con más fuerza si cabe.
 
Se ha cumplido, sin duda, lo que vaticinó el propio Presidente del Gobierno: “los ciudadanos respaldan a quienes saben ver los problemas y ponen soluciones”. En sus primeros días de campaña, Mariano Rajoy dijo: “Alberto Núñez Feijoo ha sido capaz de ver la crisis cuando otros todavía vivían en un mundo feliz; el primero en hacer un diagnóstico preciso de lo que estaba pasando en Galicia y en el resto de España; y el primero, en el año 2009, en tomar las decisiones que había que tomar. Si otros hubieran hecho lo mismo a su tiempo, no estaríamos en la situación por la que estamos pasando“.
 
En este momento no es Feijoo el que quiere ser Rajoy, sino Rajoy el que quiere ser Feijoo
 
Esta reflexión sobre el relegido presidente de la Xunta acompañará a Rajoy durante toda la legislatura, pero aplicándosela a él mismo. Algunos se precipitan en decir que Nuñez Feijoo se posiciona ya como el claro sucesor de Rajoy. Es muy posible. Pero en este momento, no es Feijoo el que quiere ser Rajoy, sino Rajoy el que quiere ser Feijoo.
 
Alberto Nuñez Feijoo se consagra como el único líder político que las urnas no le pasan la factura de una profunda crisis económica. En medio de la mayor recesión económica que sufre nuestro país en mucho tiempo, tanto la campaña electoral de Feijoo, como la gestión de su Gobierno ha estado sustentada,  no por promesas inalcanzables, sino por datos, cifras y hechos. ¿Quién tiene mayor autonomía y perspectiva de futuro en este momento, Galicia, o Cataluña y Andalucía que han tenido que pedir un rescate de miles de millones? ¿Quién está en un mejor punto de partida, Galicia que ha seguido construyendo centros hospitalarios, o Cataluña que tiene problemas para pagar a sus sanitarios?
 
Fueron dos de las preguntas que lanzó Feijoo a su rival político del PSOE-PSG, Pachi Vázquez, durante la debate electoral y ha sido el argumento principal de su campaña. Y el resultado, una mayoría absoluta más amplia de la que obtuvo en el año 2009 y con la que está cayendo. Feijoo recordó que Galicia no ha tenido que pedir la ayuda del pago a proveedores porque ya pagaba a sus proveedores. Y recordó que tampoco ha pedido un rescate al Estado, sencillamente porque no lo necesita. Estos han sido sus avales.
 
Rubalcaba confirma su deterioro como candidato  
 
El actual líder del PSOE contaba con un resultado muy negativo en el País Vasco, pero hasta el último momento confiaba en dar la sorpresa en Galicia, no bajar demasiado y poder quitar la mayoría absoluta a Feijoo. No sólo no ha sido así, sino que el PSG ha obtenido uno de sus peores resultados. Tanto Pachi Vázquez, como el número tres del PSOE en Férraz, Oscar López, hablaron de abrir una reflexión. Hay que analizar y estudiar en profundidad los resultados en Galicia y País Vasco. La reflexión por mucho que miren hacia otro lado pasa por la figura del propio Alfredo Pérez Rubalcaba. A partir de hoy, de mañana, y sobre todo después de las elecciones en Cataluña el próximo 25 de noviembre, el PSOE está obligado a una catarsis para empezar de nuevo. Los resultados de Galicia y País Vasco han confirmado el deterioro de Rubalcaba como candidato. 
 
Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio