Menú Portada
¡Qué fuerte!

Repaso y vista al frente

Enero 1, 2015

Después de la resaca de la última noche del viejo año y puestos ya en el segundo día del nuevo, este se presenta con la incertidumbre del que tiene que enfrentarse a algo desconocido, con mil preguntas sin respuesta pero con las ganas de cumplir los nuevos propósitos personales que cada uno se impone. Los personales son más fáciles de cumplir en este caso que los ajenos o los que esperamos de los demás. Visto lo visto del año que se ha ido, en el que la corrupción ha sido el tema estrella y el pan nuestro de cada día, hay otros temas que han sido fundamentales para la historia de nuestro país.

Empezando por la abdicación del rey Don Juan Carlos I, tenemos nuevo monarca, Felipe VI, en el que se han puesto todas las ilusiones en este relevo generacional con la esperanza de gozar de una mejor y mas legal monarquía, nublada por la corrupción de una hermana sentada en el banquillo de los acusados cegada por amor. Esta corrupción “Real no le ha hecho sombra a la política: los “pujoles“, las tarjetas black de Caja Madrid, los estafados por las preferentes de Bankia, la corrupción en general de todos los partidos, destacando ERES en Andalucía, en algunas alcaldías de la Comunidad de Madrid y en los sindicatos que tanto luchan por los derechos de los trabajadores mientras ellos hacen lo que cualquier chorizo.

Las únicas noticias positivas por parte del deporte

El ilegal referéndum catalán ha sido otro varapalo para la sociedad en general. Sin ganadores, lo único que ha conseguido ha sido fraccionar mas a la sociedad española, separando al punto del odio a los catalanes del resto de españoles. Sin duda, la amenaza yihadista es otro problema temeroso a nivel mundial. El Estado Islámico se ha vuelto loco y van a la reconquista en nombre del Dios Alá sin piedad, arrasando con todos. Ucrania se reveló y la franja de Gaza sigue siendo un nido de muertes. La eterna valla de Melilla, esa frontera de alambre que para algunos es una liberación y una prisión a la vez. La alarma social del ébola fue superada con éxito y pasó de ser una amenaza mortal a una enfermedad superable. Políticos y famosos a la cárcel y terroristas a la calle.

Las únicas noticias positivas, como siempre, nos las dio el deporte: Nadal, Márquez, Mireia, la chica del bádminton, las del balonmano, el fútbol… siempre y eternamente el fútbol. Son los únicos temas quitapenas que nos hacen olvidar los problemas de esta sociedad hipócrita en la que vivimos. Después de todo esto, el pesimista pensará que siempre nos puede ir peor así que seamos optimistas, que es gratis, y pensemos que, después de tanta mierda, ya toca que llegue algo bueno, porque lo mejor está por venir. Feliz 2015. 

Rosana Güiza