Menú Portada
No me moverán

¿Reforzó la huelga general Andalucía?

Marzo 26, 2012

Los demóscopos favorables al PP se equivocaron. Arenas ganó, peroni siquiera rozó la mayoría absoluta. Las proyecciones de voto de los expertos en encuestas electorales dieron más peso del que tenía al voto oculto popular y menos del demostrado al voto oculto socialista. El PSOE volverá a gobernar en Andalucía, en coalición con IU, sin mayoría absoluta, siendo la segunda fuerza en votos y diputados. Pero gobernará.

El PP podrá decir lo que quiera, pero una consecuencia crítica del resultado es su efecto sobre la huelga general. Si Arenas hubiera gobernado la huelga del 29M hubiera perdido legitimidad. Ahora el PSOE y, sobre todo, IU van a envalentonarse cara al próximo jueves. De todas formas el PP ha ganado en votos y diputados; aunque ha perdido votos respecto a las generales.

En tablas

Si hubiese gobernado el PP en Andalucía los resultados del 20M hubieran sido una contra huelga electoral. Pero el PP no gobernará Andalucía aunque haya ganado. ¿Por tanto? Puede decirse que, a efectos psicológicos, el resultado ha sido tablas. Andalucía ha dicho aquello de: “Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor”. Ni apoyo, ni me opongo a la huelga general, pero sigo con el PSOE. A trancas y barrancas, sin mayoría absoluta, coaligado con IU, pero sigo con él.

Así que la huelga general será lo que siempre fue: una liturgia sindical. Una manifestación legal y pactada en la que los sindicatos quieren demostrar su disconformidad con una medida concreta del Gobierno elegido por los españoles.

Lo curioso es que el resultado favorable en términos de votos al centro/derecha, tanto en Andalucía como en Asturias, ha sido el primer fracaso del Gobierno Rajoy. Es el efecto de comparar expectativas con resultados. Aunque los resultados sean buenos, si son inferiores a los esperados, causan decepción.

Los mercados financieros, al acecho

El Gobierno de España se ha encontrado hasta la fecha entre dos requerimientos. El primero, un electorado que esta vez se abstuvo; parece que las reformas pueden comprenderse, pero no ilusionan. El segundo, los mercados financieros y éstos se rigen por números, por cálculos fríos.

Ya no hay retos electorales hasta dentro de un año (salvo adelanto de las gallegas). Por tanto, ahora mandan los mercados, los números. El Gobierno no puede despistarse, tiene que vigilar y, sobre todo acertar en los próximos presupuestos. El alza de la prima de riesgo de los últimos días indica que el Gobierno debe andarse con cuidado. Lo ha dicho hasta el Primer Ministro italiano, aunque luego rectificara por la presión de la diplomacia española.

José Ramón Pin. Profesor del IESE. Titular de la Cátedra de Gobierno y Liderazgo en la Administración Pública.