Menú Portada
A renglón seguido

Raphael & James: “mi gran coche”

Enero 5, 2016
james rodriguez

Muchos de nuestros jóvenes, de los que cada día el calendario se encarga de alejarme, no han reparado –asilvestrados o no- en que la noche de San Silvestre se han visto salpicados, contra su voluntad, no por la mayonesa que alicata los tradicionales malacostráceos acaudillados por Rodolfo (“langostino”), sino por la salsa musical de uno de los faraónicos símbolos del pentagrama español: el incombustible Raphael.

Los primerizos, con permiso paterno, de Paterna o no, que debutaban en su virginal nocturnidad fusionando los últimos aleteos del 31 con los primeros llantos del 2016, se han aprovisionado, sin saberlo, del: “Hoy para mí es un día especial, pues saldré por la noche”. Como M. R. Brey  que, en vez de una jota en La Toja, se marcó de pies “Mi gran noche” en O Grove.

Recetas para la resaca

Montando el mecano de la celebración –líderes de audiencia- “En la Puerta del Sol como el año que fue, otra vez el champagne y las uvas…” los incombustibles Igartiburu y Ramón García desatando el lazo del regalo del nuevo año; previas indicaciones del prospecto, con excipiente de los traicioneros cuartos, que dan paso a la pertinente posología en la deglución de la docena de alicantinas uvas post-cena acompasadas con las campanadas a media noche.

Engullimos (imposible de saborear por la celeridad de los tañidos) vino: frutos del racimo, y lo empujamos con su presentación más espumosa en forma de cava, sidrina o champán. Chinchín y buenos propósitos para todos; durables… lo que la copa llena. Abrazos, besos y apretones de manos, preámbulo, estos últimos, de los hermanados con los del W.C., acomodo para la demasía culinaria de la fraternal velada.

Para la resaca dos recetas: la socorrida porrusalda de Arguiñano y los recortes del Gobierno. ¡Que no cunda el pánico!, el tijeretazo es, para esta ocasión, en tarifas de energía eléctrica, gas natural, tasas aéreas y de autopistas estatales. En Barcelona incluso se abrirá el grifo de la bajada del precio del agua: una medida muy potable.

La felicidad completa no existe

Pero la felicidad completa no existe. Subirán los sellos, en los envíos nacionales, la friolera de un 7,1% en este cálido invierno, que permite privarnos del 75% de nuestras pistas de esquí: ¡Menudo planchazo para los aficionados al deporte blanco! Para paliar el aumento, jóvenes y mayores gozarán de un incremento en sus nóminas y pensiones: Un impagable 1 (SALARIO mínimo) y un generoso 0,25%. ¡Menos mal que apenas nos carteamos!

Los que gozan de mayores ingresos celebran el nuevo año derrochando octanaje cuando van al tajo. El colombiano James circulaba con “mi gran coche” –paronimia de la del de Linares– a 200 Km/h camino de Valdebebas. El madridista viajaría con ensordecedora estereofonía de, sospechosamente, Sabina (“Pisa el acelerador”) contraviniendo de forma irrefrenable las indicaciones de los policías, quienes invitaban al cucuteño a aminorar “la marcha”.

El angelito Rodríguez creía que querían “secuestrarlo”. Razón no le falta, la administración le exigirá un rescate dinerario y de puntos por la infracción cometida.

Paco de Domingo