Menú Portada
Entre alfileres

¡Quiero ser pijiprogre!

Octubre 6, 2014

Ni se me ha pasado un segundo por la cabeza encontrarme en los puestos del rastro de segunda mano a las it girls del momento comprando pantalones que parecen pijamas, rotos por el uso y con el pelo… ¡Ay el pelo! Exiliado de las peluquerías. ¡Por favor!

¡Quieto todo el mundo! Tengo la solución. Yo no, Karl Lagerfeld. Ha sacado sus trapitos de la pasarela al Grand Palais de París. Ha vestido a las modelos por no menos de 3000 euros y las ha llenado de pancartas “valientes” y reivindicativas tipo “Be diferent!”(se diferente), “History is her story” (la historia es su historia) o “Ladies first” (las mujeres primero). Lemas sesudos, con mensaje. No hay duda. Y todo ello, antes muerta que sencilla, vestidas de Chanel.

Manifestación “progre” vestida de Chanel

¡Jo! Y yo ¿por qué no? Porque, como ya he dicho muchas veces, aunque tengo una neurona y siempre está ocupada comprando, no quiero levantar una pancarta que diga “los hombres deben quedarse embarazados también”. ¡Qué horror! No, no y no… ¡qué estoy diciendo! ¿Yo quiero vestir de Chanel? Si, por supuesto. Pues a gritar con ellas: “LOS HOMBRES DEBEN QUEDARSE EMBARAZADOS”, “CREA LA MODA Y NO LA GUERRA”, “LAS MUJERES PRIMERO”… ¿algo más? Estoy abierta a todo.

Eso sí, me perdonará Karl Lagerfeld pero no pienso ir a ninguna manifestación “progre” vestida de Chanel. SOLO FALTABA y si se me estropean el modelito y si hace calor y si hay mucha gente y si me poco a sudar, y si tengo que correr. ¿Qué hago con los Magrit? ¿Y si me combinaban mejor “Los Manolos”? Y además a esos sitios se va en Metro. ¿Dónde está el suburbano? Demasiadas preguntas. Qué dolor de cabeza.

La evolución de la moda pija

Afortunadamente la moda pija ha evolucionado. Los jerseys en el cuello, y su olor a naftalina, solo permanecen en la espalda de Pocholo y Borja Mari, las perlas para “las collares” (y éstas todavía son multitud y yo, lo confieso, muero por entrar en ese mundo de las perlas negras, que le voy a hacer: nadie es perfecto)

Ahora que están tan de moda las periodistas de moda ¿qué pensarán de esta moda reivindicativa? Estas diosas de la moda, cuya palabra se convierte en ley inmediatamente,    ¿estarán a la altura de las circunstancias? Da igual, vistan como vistan son iconos de moda. ¿Ha probado usted a imitar a Anna Dello Russo, Anna Wintour o Grace Coddington? Mejor no. Lo que para ellas es elegancia para usted no sería ni chonismo, con mi respeto a las chonis que me parecen… mejor me lo callo que luego todo se sabe.

Por Garbo