Menú Portada
Mensaje en una botella

¿Quién va a ganar el Mundial?

Junio 10, 2010

La vida es cíclica. La estrategia del pan y circo nunca falla. El Mundial de Fútbol inaugurado este viernes va a servir para mitigar la esas “tumoraciones en los márgenes del ano o en el tracto rectal debidas a varices de su correspondiente plexo venoso”. O sea, lo que vienen siendo unas almorranas de toda la vida. Porque, ¿acaso no es la crisis económica una hemorroide gigante que le ha salido a España en el trasero?

El Mundial de Sudáfrica es el mejor remedio contra el mal que aqueja a este país, el mismo país que se ha convertido en la rabadilla europea de la creación de empleo. La selección española de fútbol, que ahora es conocida como La Roja, va a brindarnos una nueva oportunidad para resarcirnos de los malos momentos que nos hace sufrir esta crisis económica.

Los 23 elegidos de Vicente del Bosque van a permitirnos ahogar las penas durante unos días. No está claro si pocos o muchos días. Eso dependerá de la capacidad de La Roja para acabar con la maldición que establece que España nunca pasa de cuartos. ¿Cuartos? ¡Pero si España va camino de la <strong>final! ¡Pero si España sólo piensa en ganar el Mundial! 

Hagamos que deje huella 

El fútbol es perfecto para los planes del Gobierno. El debut de España en el Mundial va a producirse el mismo día en que el Gobierno aprobará la reforma laboral que, según el presidente Zapatero, “no va a ser para 6 u 8 años sino para mucho tiempo”. Eso es algo muy español: ya que hacemos algo, hagamos que deje huella. Hagamos que pueda heredarse de padres a hijos y que sea reutilizable como los libros del colegio.

Ya que la reforma laboral no va a ser del agrado de todos, la solución perfecta es hacerla coincidir con el España-Suiza del Mundial. El trabajador llega a casa a la hora de la comida, insulta durante unos minutos al Gobierno y se desahoga. A continuación, come algo ligero (el pan) y enciende el televisor para ver el partido (el circo). El fútbol se encargará de anestesiarlo y, en caso de victoria ante los suizos, de exaltarlo. 

Una victoria sobre el comunismo

Según el New York Times, nos encontramos ante un viejo hábito que data de la dictadura franquista. El general Franco “convirtió al Real Madrid en el equipo oficial del régimen, beneficiándose de su éxito internacional durante el largo período de aislamiento diplomático de España”. El diario neoyorquino recuerda cómo el triunfo de la selección española ante el equipo de la Unión Soviética en la Eurocopa de 1962 fue descrito como “una victoria sobre el comunismo“.

Jordi Sevilla declara a este influyente periódico norteamericano que “hay mucho anhelo por salir de esta crisis”. El ex ministro socialista confiesa que “al Gobierno le gustaría enfatizar cualquier buena noticia y un buen Mundial es ciertamente importante“.

El presidente Zapatero reunirá en Madrid a sus ministros el mismo día en que el seleccionador Del Bosque reunirá en Durban a sus jugadores. Los ministros se darán prisa en aprobar y presentar la reforma laboral. Los jugadores se darán prisa en meter goles y presentar sus credenciales como candidatos a campeones del mundo. Pero quien meterá el gol decisivo es Zapatero, que será quien habrá ganado el Mundial de Sudáfrica.

El pan y circo de los emperadores romanos revive más de 2.000 años después. Manolo El Del Bombo, elevado a icono del patriotismo de graderío, es fiel ejemplo de cómo el pueblo come pan y pide circo. Manolo, amigo, la reforma laboral no va contigo. ¿O sí?

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com