Menú Portada
Mensaje en una botella

¿Quién trabaja esta semana en Madrid?

Mayo 1, 2013

Madrid es una ciudad fantasma. Me siento como Eduardo Noriega en Abre los ojos. Las calles se han quedado vacías y, por muchas vueltas que doy sobre mí mismo, sólo consigo marearme y sigo sin ver a nadie. La vida parece haberse congelado y avanza tan lentamente como lo hacen las balas hacia Neo en Matrix. El avance es tan pausado que la existencia parece vivirse al ritmo de una cámara superlenta. Sé que las horas siguen pasando, pero es como si aquí no pasara nada. Madrid está de puente.

Encadenar el Día del Trabajo y el Día de la Comunidad de Madrid en miércoles y jueves tiene estas consecuencias. La ciudad ha entrado en una elipsis de las que presenciamos en los telefilmes basados en hechos reales, cuando la parejita retoza en el catre y va quedándose en pelotas. En ese momento, la pantalla se va a negro y la siguiente secuencia muestra la soleada mañana que viene después del dale que te pego. Madrid parece esta semana un coito que no hemos llegado a ver.

Uno o ninguno

La frase más oída en Madrid este martes por la mañana era: “¡Bueno, hasta el lunes!” Sí, sí. Hasta el lunes, hasta dentro de seis días. Hasta dentro de una semana, entre unas cosas y otras, porque el martes ya se palpaba esa sensación de día inhábil que se palpa un día de Nochebuena o un día de Nochevieja por la mañana. Largo es el puente y ancha es Castilla, aunque ahora aquí no haya Castilla La Nueva sino la Comunidad de Madrid. ¡Y por mucho tiempo!, que dos festivos seguidos dan mucho juego y abren todo un mundo de posibilidades para la holganza.

La segunda frase más oída en Madrid este martes por la mañana era: “Bueno, yo le recomiendo que mejor no venga usted el viernes y lo deje ya para el lunes”. Detrás de ese consejo se dejaba entrever una realidad espeluznante: el viernes trabajará en la empresa un número de empleados no muy elevado. En concreto, uno o ninguno. Si hay uno trabajando, al menos tienes la opción de que te reciba y te recuerde que la empresa no estará a pleno rendimiento hasta el lunes.

Desafío total

Madrid se ha convertido esta semana en la capital del vuelva usted mañana. Es decir, tal día como mañana… pero de la semana que viene. Si el cielo puede esperar, sus problemas también pueden hacerlo. Las prisas son malas consejeras y ya habrá tiempo de solucionarlo la semana próxima. Tempranito, porque a quien madruga Dios le ayuda, pero la semana próxima. Ni Dios. En Madrid no trabaja ni Dios esta semana. Alguno hay, pero somos tan pocos que no somos nadie al compararnos con un ser superior.

He salido a la calle y me he encontrado con el viento que arrastraba las hojas caídas de los árboles. Me he cruzado con un viandante que, según se acercaba, parecía un pistolero que estaba a punto de desenfundar su revólver en medio de la calle desierta. ¿Dónde se han metido todos? ¿Quién queda en la ciudad? ¿Habré despertado en otro sitio realmente y estoy viviendo un sueño que han insertado en mi mente como en Desafío total? Por si acaso, no me frotaré los ojos porque tengo demasiado respeto a Calderón de la Barca. Me queda claro que todo en la vida es sueño y los sueños, sueños son.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero