Menú Portada
¡Qué fuerte!

Qué les pasa a los hombres

Enero 12, 2012

Qué les pasa a los hombres? Y no es una generalización. Sólo es una apreciación de lo que les pasa a lo que les pasa algo. Así que, a los que no les pasa, que no se den por aludidos por favor. Resulta que han condenado a 25 años de cárcel a un hombre que mató a una mujer por una riña de tráfico. Una parada, unos pitos, unas palabras fuera de tono y, boom, disparo al canto. A ella la mata y al marido no le da de milagro. Está claro que el coche y la conducción nos cambia el carácter. No es el primero ni será el último. Es normal recibir improperios e insultos cuando vas a la velocidad correcta pero el que va pegado a ti tiene prisa o cuando aparcas y haces esperar un minuto al de atrás y esas cosas. También se ha dado el caso de encontrar un aparcamiento y salir uno del coche con una barra de hierro dispuesto a darte, a ti o al coche, para conseguir el preciado tesoro del sitio. Y esto es real como la vida misma. Tanto como que ayer mismo, unos vecinos discutieron por el muelle de una puerta y acabaron a tiros, con dos heridos de bala en el hospital. ¿Se han vuelto locos?

Otro tío ha sido detenido por abusar durante tres años de una menor. Una historia rocambolesca e increíble. Contactó con la niña a través de un chat. Se hizo pasar por un joven de 17. Se veían en un hotel a oscuras para que ella no descubriera su edad. Cuando la niña quiso romper la relación, él comenzó a amenazarla, mandó videos de los encuentros a los familiares y amigos de la niña. Evidentemente, ella sufrió un gran daño psicológico, y lo que le espera a la pobre chiquilla de por vida. No existe en el diccionario una palabra que califique a este hombre y a los tipos como él porque “asco” se queda corta.

También son ellos, normalmente, los que se dedican a la corrupción. En todos los casos que están ahora mismo en los juzgados por corrupción, son hombres los acusados. No es que no haya mujeres que también lo sean, que las hay, pero ellos se llevan la palma. Y, por último, para rizar el rizo, sale una noticia que dice que el 12% de las jóvenes españolas entre 13 y 25 años asegura haber sentido miedo de su pareja. El 26% de ellas se siente atrapada en su relación. Es más, toleran situaciones de violencia. En este caso son hombres jóvenes, en los anteriores de mediana edad y mayores. Pero siempre hombres. Parece que estamos sufriendo “el mal del hombre del siglo XXI”. Pero, ¿por qué las mujeres consentimos eso a estas alturas de la vida? Es incomprensible, pero ahí esta; el dominio del macho sobre la hembra, como toda la vida de Dios.

También es verdad que, dado que sólo somos dos sexos, es normal que el índice de este tipo de casos sea elevado en el sexo masculino porque, o se da en uno o se da en otro. Y también es cierto que la gran mayoría se dedica a hacer el bien al resto de seres humanos, sean del sexo que sean. Pero esas noticias salen menos que las malas, por desagracia. Y todo esto, a pesar del Gobierno, al que todavía hay que darle un voto de confianza aun sabiendo lo difícil que lo tiene pero, que no ha empezado muy bien del todo, no cumpliendo con sus promesas y ocultando al Presidente como si fuera un delito dar la cara para ir explicando cómo va la cosa. Esperaremos el tiempo prudente justo y necesario, pero sólo eso.

Rosana Güiza