Menú Portada
No me moverán

¿Qué le interesa de la Reforma Fiscal del IRPF?

Junio 23, 2014

Querido lector: puede que durante estos días esté leyendo noticias sobre la Reforma Fiscal. En particular sobre el IRPF, que acabamos de declarar para 2013. Pues bien. En 2014 no cambia; sí para el 2015 y el 2016. Es decir, para las declaraciones que usted presentará a partir de dos años ¿Cómo?

Si se lee todo lo que se dice de los cambios en el IRPF, se hará un lío. Primero porque es un tema muy técnico. Segundo porque, en todo tema complejo, se necesita ser un verdadero experto para saber cómo le va a influir a cada uno. El Gobierno está explicando la Reforma Fiscal en sus líneas generales, alabando sus bondades. Los expertos la ensalzan o la atacan según su color ideológico. Los políticos, la patronal y los sindicatos también.

En resumen, puede entrar en la confusión si no es un entendido. Entonces ¿Qué hacer? Depende de lo que quiera saber. Si lo que le interesa son los efectos generales en la economía o los que tenga en su bolsillo particular.

Efectos generales ¿Circulo virtuoso de crecimiento? ¿Más rebajas en 2015?

En el primer caso, si son los efectos generales lo que le interesa, busque la opinión de personas neutrales. No políticos, sino técnicos. Pero aun así no le será fácil aclararse. En términos generales una rebaja de impuestos deja más dinero en el bolsillo de los contribuyentes; éstos consumen o ahorran más y eso aumenta el PIB ¿Cuánto? El Gobierno dice que esta Reforma dará un 0,55% más. Cantidad que se traduciría en creación de trabajo si fuera cierto. Como consecuencia se recaudarían más impuestos y se reduciría el déficit (si se siguen conteniendo los gastos públicos).

En resumen ¿un circulo virtuoso? Cómo influyen tantos otros factores habrá que esperar para saber la realidad. El año que viene por estas fechas deberemos hacer un balance. Pero la teoría dice esto.

Por otra parte, los datos en los que se basa la Reforma tienen en cuenta las previsiones de crecimiento actuales. Previsiones que se pueden cumplir o no. En mi opinión -compartida por unos economistas y rebatida por la mayoría de los expertos- creceremos más de lo que prevé el Gobierno que dice que será sobre el 1,2%. Yo estimo que será entre el 1,7% y el 2% del PIB en 2014 y cerca del 2,5% en el 2015.

Si las previsiones del Ejecutivo se quedaran cortas, como preveo, a mediados de 2015 el Gobierno podría anunciar una nueva rebaja de impuestos. Algo que le vendrá muy bien a efectos electorales. Por eso lo anunciará a bombo y platillo. No se extrañe si en esas fechas el Gobierno publica una revisión del plan actual con más rebajas del IRPF para el 2016 (por supuesto aclarando que lo hará si le votan y Gobierna después de las elecciones generales).

Efectos particulares: busque a su asesor 

A nivel individual primer efecto de esta Reforma Fiscal será en sus retenciones a cuenta que le hace Hacienda en sus ingresos a partir de enero de 2015. Eso lo verá cuando reciba la nómina, si es trabajador por cuenta ajena, o cuando facture, si es autónomo. Ahí lo tiene fácil, en el primer caso se lo darán hecho. En el segundo bastará con preguntar a Hacienda.

Si lo que le interesa es saber cómo le va a influir en su economía particular en términos globales: busque a su asesor. Primero porque la Reforma Fiscal es en dos tramos uno para 2015 y otro para 2016. Así que si, por ejemplo, Usted tiene ingresos que se pueden diferir, a lo mejor le interesa atrasarlos un año. Imagínese que le tienen que pagar un bono en su empresa en el último trimestre de 2015; si se lo abonan en el primero de 2016 tendrá menos impuestos, porque en ese año bajará el tipo, así que puede pedir que le atrasen el pago, aunque su empresa para hacerlo deberá calcular cómo influye ese atraso en su Impuesto de Sociedades.

Pero también hay otros efectos. Una de las medidas que ha pasado de rondón es la reducción de los máximos de aportación a los fondos de pensiones. Máximo que ahora está en 12.500 euros y se rebaja sustancialmente. Estas cantidades tienen reducciones en la cuota a pagar. Por eso, a lo mejor, le conviene llegar al máximo este año (que aún se puede) en previsión de no poder aportar más el próximo. También cambian los tipos a pagar por los ahorros de manera que se reducen los que se pagan por los rendimientos de los depósitos bancarios a más de cinco años. Es posible que a la vista de ello le convenga modificar su abanico de ahorro.

Y es que los técnicos de Hacienda hacen la letra pequeña de los reglamentos de manera que no se escape nadie. Hay que estudiarla detenidamente antes de tomar decisiones. Como usted, querido lector, sólo aplicaría este conocimiento a su caso, no le sería rentable. Le conviene más a los asesores que lo utilizan con “economía de escala” (le sacan más provecho al usarlo para muchos casos).

Cómo siempre pasa, no sabemos si esta Reforma Fiscal le favorece o no a usted de manera específica. Pero si sabemos a quién le viene bien: a los asesores; tendrán más trabajo e ingresos. Porque, además, no sólo hay que pagar el tramo estatal del IRPF, también está el autonómico y ese en cada una de las diecisiete Comunidades Autónomas tiene su regulación. No se engañe, salvo que sólo tenga un ingreso de salario por cuenta de terceros, no tenga capacidad de ahorro, ni ningún otro factor que influyan en su declaración: al asesor.

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE. Cátedra de Gobierno y Administración Pública