Menú Portada
Mensaje en una botella

Que La Fuerza te acompañe

Septiembre 15, 2011

El tiempo no ha sido capaz de enterrar aquel álbum en el que cuidadosamente fui pegando los cromos de aquella película que me había dejado sin respiración. Yo era un mocoso cuando se estrenó. Pero después de verla, me sentí un poco mayor. La guerra de las galaxias abrió mi mente y me hizo saltar al hiperespacio. No tenía ni idea de que la saga de Star Wars, que comenzó con aquella película, haría que millones de personas saltaran conmigo una vez alcanzada la velocidad de la luz a bordo del Halcón Milenario.

Han pasado 34 años de aquel estreno y precisamente este viernes aparecen las seis películas de la saga en Blu-ray, una calidad de imagen desconocida cuando George Lucas estrenó la que acabaría convirtiéndose en el Episodio IV: Una nueva esperanza. Esta semana he tenido ocasión de participar en una sesión de entrevistas para la Twentieth Century Fox, en vísperas del esperado estreno de Star Wars en su nuevo formato digital. Cuando me llamó Mercedes Saracho, que ha organizado la sesión, no sabía dónde se metía. Incluso Mariola Agujetas, que ha realizado las entrevistas, ha alucinado en colores.

Me preguntaron durante la entrevista si realmente me gustaría ser un jedi. No dudé en responder afirmativamente. Expliqué que aspiro a ser honesto, a defender mis ideas y a luchar por la Justicia. Eso es ser un jedi y eso me gustaría ser en la vida. Pongo mi empeño en ello cada día. Y estoy seguro de que cualquier persona que persiga un noble fin, aspira a ser un jedi.

Héroes trágicos griegos

Ha habido muchas películas y series de televisión que han tratado de reflejar vidas galácticas. Pero ninguna será como Star Wars. La capacidad de inventar merece un reconocimiento. Y el universo que ha sido capaz de crear George Lucas no es comparable a los demás.

En cierta ocasión, el helenista José Luis Navarro hizo una reveladora comparación entre los protagonistas de Star Wars y los del teatro clásico griego. Navarro no titubeó al establecer un claro paralelismo entre los personajes de la saga galáctica y los héroes trágicos de la Grecia clásica: unos y otros están dispuestos a enfrentarse a la incomprensión con tal de luchar por aquéllo que consideran justo. Tuve la suerte de que el profesor Navarro me diera clase de Griego en el instituto cuando  crecía el fenómeno de Star Wars. Ahora tiene la suerte Euroclassica (Federación de Profesores Europeos de Cultura Clásica) de que José Luis Navarro sea su presidente.

Terror tecnológico

Del profesor Navarro aprendí, entre otras muchas enseñanzas, que los héroes trágicos son eternos. Por eso estoy convencido de que los personajes de Star Wars siempre seguirán vivos. Porque están entre nosotros: en la calle, en el bar, en la oficina o en nuestra propia casa. ¿Quién no conoce a un Luke Skywalker, a una Leia, a un Han Solo, a un Darth Vader, a un C-3PO o a un Obi-Wan Kenobi? Seguro que usted se ha topado con alguien que le recuerda a uno de los personajes de la saga. Porque tienen comportamientos y sentimientos definidos. Son personajes con vida propia.

Pero tampoco vaya a creer usted que este columnista está influido por la cultura pop de las frases más recordadas de la saga. No se ofusque con este terror tecnológico. Espero que no llegue a creer que estoy loco. ¿Quién es más loco: el loco o el loco que sigue al loco? Tenga fe en . Aunque, si no la tiene, le confieso que su carencia de fe resulta molesta. Para estos casos, es recomendable una dosis de Fuerza. Me refiero a ese campo de energía creado por todas las cosas vivientes, nos rodea, penetra en nosotros y mantiene unida la galaxia. Y en cuanto a ti, que te sonría la fortuna. Que La Fuerza te acompañe.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

@juandiguerrero