Menú Portada
Mensaje en una botella

Que El Niño nos arregle la vida

Enero 3, 2013

Queridos Reyes: Menos mal que va a tocarnos El Niño. No es que las probabilidades de ganar en el sorteo de la Lotería Nacional de este domingo sea del 7,82 por ciento (frente al 5,30 por ciento de probabilidades del pasado sorteo de Navidad). Ni siquiera es que toque más dinero porque el Estado se queda con el 32,95 por ciento de lo recaudado con El Niño (un 3,09 por ciento menos de lo que hace en Navidad) con el nuevo impuesto a los premios de lotería que acaba de entrar en vigor. No sólo es que con El Niño toque más lotería y toque a más gente: es que El Niño te arregla la vida.

Los 840 millones de euros en premios que reparte El Niño pueden tapar muchos agujeros, que es lo que todos los agraciados dirán que quieren hacer con la parte que pillen de los dos millones de euros del Gordo, del millón de euros del Segundo o de los 14.000 euros de recompensa de los doce Terceros premios. Es indiscutible: El Niño te arregla la vida.

Queridos Reyes: Menos mal que va a tocarnos El Niño. Porque de la pérdida de imagen de la Monarquía que se desprende del macrosondeo publicado esta semana por El Mundo, sólo se salva El Niño. Aunque el 30 de enero vaya a cumplir los 45, para sus padres siempre será El Niño. Y el heredero logra en el sondeo un respaldo del 62,3 por cientos de los españoles, que tiene una buena o muy buena imagen del Príncipe de Asturias, 12 puntos por delante del Rey de España.

Poco ejemplar

El apoyo de los españoles a la Corona baja seis puntos en un año (se sitúa en el 53,8 por ciento) y el rechazo sube ocho (alcanza el 41 por ciento). El 44,7 por ciento quiere que el Rey abdique ya y ceda el testigo al Príncipe. Con este panorama, cobra pleno sentido que en Zarzuela se apliquen el eslogan del sorteo de Lotería de este domingo: deja que El Niño te arregle la vida.

La Casa Real reconocía recientemente que la imagen del Rey se había resentido tras eel accidente que sufrió cuando cazaba elefantes en Botsuana (que le llevó a pedir perdón a los españoles por primera vez en 37 años de reinado) y por el caso Urdangarín (en el que se investiga al marido de la Infanta Cristina por una conducta que el propio monarca definió como “poco ejemplar”). En familias como la que nos ocupa, lo ejemplar es no dar que hablar. Y el Príncipe de Asturias no sólo parece saberse la lección de carrerilla. Da la impresión de que también se la ha estudiado a fondo. No está mal: para eso le pagamos de nuestros impuestos.

Queridos Reyes: Menos mal que va a tocarnos El Niño. Todo indica que El Niño ha ganado la primera batalla a la que se enfrenta, que es probablemente la más difícil: caer bien. O, al menos, no provocar rechazo. Es meritorio en estos tiempos adversos a los que nos enfrentamos. Conviene no perder de vista que El Niño que quiere la mayoría es el de los dos millones de euros. Pero si no nos toca El Gordo, al menos que El Niño nos arregle la vida.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero