Menú Portada
Entre alfileres

¿Qué abrigo me pongo?

Noviembre 10, 2014

¿Por qué tres mínimo? Se estará preguntando. Muy sencillo. No es lo mismo ir a trabajar, que salir de copas, que estar invitado a un evento. No es lo mismo llevar mocasín con bolitas, que zapatillas, que tacón. No es lo mismo un tres cuartos, que un chaquetón, que un abrigo.

Para él

Si el año pasado apostaste por el “peacoat” (el chaquetón marinero de toda la vida), has tenido suerte. Este año sigue de moda. Por tanto ya tienen el tres cuartos para ir a trabajar; pueden completar el trío con la envidiable cazadora “biker” (la motera de toda la vida, entallada en la cintura con cremallera asimétrica).

El más serio podría ser el típico abrigo color camel. Más que importante, no debe agobiar ni resultar demasiado ajustado ya que será el que más usemos y no nos debe resultar incómodo. Una compra actual sería elegir el modelo sin botones, con cierre cruzado y cinturón con lazada.

Para ella

Nosotras, como somos bastante más superficiales, es mejor que compremos un abrigo barato. Así podemos lucir uno con cada look. Hay que ser realistas. ¿Para qué hacernos con un abrigo carísimo que en un par de años pase de moda?

Lo importante es que no pese, que en invierno hace mucho frío y se lleva durante muchas horas sobre los hombros, que sea calentito y sobre todo, que sea bonito.

Se llevan con pelo o de lana, cortos (por encima de la rodilla) y/o con estampados animal print de leopardo. Pero si lo que busca es un look más desenfadado, ideal el abrigo masculino o con cremalleras o la pelliza, incluso la militar.

Para todos

Y para los gordos, para los flacos, para los altos, para los bajos, para los hombres, para las mujeres, para todos menos para los nudistas, la parka y la gabardina son necesarios para esos días lluviosos del año, y la cazadora vaquera, sin borreguito o solo en el cuello, para los días que haga menos frío.

Por Garbo