Menú Portada
Mensaje en una botella

Puedo leer tu mente

Febrero 2, 2012

Un grupo de científicos de la Universidad de California ha dado el primer paso para poder leer la mente y saber lo que estamos pensando. Los científicos Robert Knight y Edward Chang han logrado descifrar la actividad eléctrica en una región del sistema auditivo humano. El objetivo final del estudio ha sido explorar cómo el cerebro humano codifica el habla. Una vez alcanzado el objetivo, será posible saber lo que el ser humano está pensando, sin que haga falta que abra la boca para decirlo.

Uno de los secretos mejor guardados de la humanidad quedará al descubierto. Será como si ya no tuviéramos nada que esconder. Dará igual que nos hagamos los suecos cuando nos pregunten. Dará igual que intentemos colar una trola a nuestro interrogador. Dará igual porque nos habrán pillado con el carrito del helado. Y yo me pregunto, como hacen los científicos responsables del estudio en la revista PLoS Biology, por las implicaciones éticas de leer la mente.

Belén Esteban y Remedios Cervantes

¿Qué interés tendrá que tu churri te diga que eres el hombre de su vida cuando tú serás capaz de leer su pensamiento y saber que te los está poniendo con ese pájaro al que siempre pone a parir en tu presencia? ¿Tendrá algún interés que tú le asegures a ella que la adoras cuando ella podrá leer tu mente y sabrá que estás deseando largarte con viento fresco porque ya no aguantas ni un día más a su lado?

¿Qué emoción tendrán las exclusivas de Belén Esteban cuando tú, gracias a que puedes leer su mente, sabrás que la nueva ruptura que anuncia es realmente el preámbulo a la octava reconciliación con su maromo? ¿Qué importará que Remedios Cervantes intente cambiar la apuesta de la pregunta final de Atrapa un millón cuando tú serás capaz de leer su mente y abalanzarte sobre ella para impedir que cambie el dinero de sitio?

El riesgo y la esperanza

¿Qué podrá aportar al periodista una conferencia de prensa del presidente del Gobierno o del líder/de la lideresa de la oposición si ya sabemos lo que va a contarnos gracias a que somos capaces de leer su pensamiento? ¿Qué importará lo que un político prometa en un mitin cuando podremos leer su mente y sabremos si dice la verdad o nos está vendiendo una moto GP?…

Alan Parsons partió de algunos planteamientos de 1984, la novela de George Orwell en la que se aborda el final de la privacidad individual, para escribir su memorable Eye in the sky (Ojo en el cielo). Pero el músico británico fue más allá al proclamar: “I can read your mind” (“Puedo leer tu mente”). Parsons se adelantó al futuro. Ahora, 30 años después, unos científicos le han dado la razón y abren la puerta a una realidad inquietante. Porque, ¿merece realmente la pena vivir en un mundo en el que no exista esa emoción de preguntarse qué es lo que pensará quienes nos rodean? ¿Nos gustaría la comodidad de saber lo que otros piensan a ciencia cierta o preferiríamos vivir en el riesgo de la incertidumbre?

Mientras le doy vueltas y acabo el artículo, acude a mi mente una cita del historiador y senador romano Tácito. Para quienes no hayan sido aún capaces de leer mi pensamiento, aquí la dejo escrita: “Es poco atractivo lo seguro. En el riesgo hay esperanza”.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero