Menú Portada
No me moverán

Preparando la salida del Gobierno… ¿hacia Repsol?

Septiembre 5, 2011

Ya no hay tiempo. En pocos meses los componentes del Consejo de Ministros irán al paro político. Durante el mandato de Rodriguez Zapatero, Miguel Sebastian, con la ayuda de Del Rivero, principal accionista de Sacyr, intentó el asalto al BBVA. La operación no salió y Francisco Gonzalez continúa como presidente de la entidad financiera. Había tiempo de sobra para intentar otras operaciones y no había prisa, porque el Gobierno socialista iba para rato.

La situación ha cambiado y el nerviosismo se ha instalado en los alrededores de la Moncloa. A Del Rivero se le ha visto frecuentando conferencias protagonizadas por dirigentes del PP. Pero también lanzando una operación de dominio sobre REPSOL ¿Estará también Miguel Sebastián detrás de la operación?

La marca España, en saldo

Sacyr realiza la operación de la mano de Pemex, la petrolera del Gobierno mejicano ¿Es probable que siendo un Gobierno el que participa de manera indirecta lo haga de acuerdo con el de España? Parece que sí; al menos habrá pedido permiso. Máxime cuando el nombramiento de Brufau como presidente de Repsol dicen que fue pactada con la Caixa de Fainé, a través del PSC.

Todo el sector sabe que Repsol es objeto de deseo. En especial ahora que la bajada de la Bolsa hace apetecible su compra si es para controlarla. Es otra de las consecuencias de la caída de la marca España. Estamos en saldo. Nuestras empresas en capitalización bursátil valen muy poco. Los avispados inversores internacionales lo saben y están dispuestos a aprovecharse.

¿Retiro dorado para algún ex ministro?

De manera que confluyen tres intereses: los de aquellos que ven una ganga por el precio de la empresa, Pemex y el Gobierno mejicano; los de Sacyr y su presidente, al que le vendría bien frente a los Bancos aparecer como parte del núcleo duro de control de una de las grandes empresas fuera del sector inmobiliario; los de algún habitante de Moncloa que ve la operación un posible retiro dorado para su cese. De ahí que, al albur del calor reinante en la economía y la política, las tres partes han decidido “hacer su agosto” aunque sea a partir de septiembre.

Todo antes de que empiece el baile empresarial que suele producirse en algunas grandes empresas con el cambio de Gobierno ¿Cómo actuará el PP cuando llegue al poder? Según su filosofía, no debería interferir en la lógica empresarial. No obstante podría ser una ingenuidad no hacerlo si el anterior Ejecutivo le ha minado el campo, refugiando en buenas poltronas a sus dirigentes.

José Ramón Pin es Profesor del IESE. Titular de la Cátedra de Gobierno y Liderazgo en la Administración Pública