Menú Portada
No me moverán

Pregúntese: ¿Me bajarán el sueldo?

Junio 18, 2013

Los españoles tienen dos amenazas. La más grave es ir al paro. La suave es bajar el salario. De hecho ya se ha bajado. El último trimestre del 2012 el sueldo medio en España bajó más del 3% y el primer trimestre del 2013 disminuyó el 0,3%. Es decir el salario de los españoles baja ¿Cómo puede ser si la legislación protege a los empleados e impide bajarles los salarios?

Tres son los mecanismos que empujan los salarios a la baja: el desempleo, la renegociación de las condiciones laborales y la reducción de los beneficios y objetivos empresariales. Los tres están funcionando con efectos ambivalentes. Su efecto sobre el consumo interno es malo; lo reduce y esa disminución del consumo interno agrava la crisis presionando los salarios a la baja. Pero, a la vez, baja los costes y, en consecuencia, los precios de productos y servicios, lo que hace más competitiva nuestra economía y aumenta la exportación animándola. Un efecto beneficioso.

Volver del paro con menos salario

El primer mecanismo de reducción salarial es el desempleo. Con el crecimiento del paro hay más personas buscando empleo. Dado el aumento de la oferta de trabajadores, los empleadores disponen de muchos posibles candidatos y, por tanto, pueden contratarlos a menor precio. Así los sueldos bajan. En el caso de directivos el cálculo es que esa reducción es superior al 20%.

Entrar en las listas del antiguo INEM, hoy Servicio Público de Empleo, es un pasaje a la pérdida de ingresos. Primero, durante el tiempo de percepción de la prestación,y, más aún, del subsidio posterior. Segundo, porque la re-colocación se hará con menos salario que el que se tenía antes del despido.

Renegociaciones de convenios

Hasta la crisis la negociación de los convenios siempre era para aumentar los salarios; desde ella es distinta. En parte, porque ahora lo permite la Ley de la Reforma Laboral. La llamada flexibilidad interna que quiere mejorar esa Reforma tiene a veces el efecto de reducir salarios para aumentar la competitividad de las empresas.

Los EREs y los ERTEs, están enfocados en reducir las plantillas. Por eso aumentan el desempleo y eso, como se ha visto, baja el salario de los afectados. Pero la Reforma Laboral permite otra serie de acuerdos. Muchos suponen cambios funcionales, geográficos y de horarios que no reducen los salarios. Buscan aumentar la productividad mejorando la organización. Pero, a veces, la negociación se centra en bajar los salarios para asegurar esos puestos trabajo.

Por último hay un mecanismo, que intentando mantener el salario total, muchas veces lo disminuye; consiste en reducir la parte fija para aumentar la variable. Así se busca ligar los costes salariales a los objetivos de rentabilidad.

El salario variable se reduce por la crisis

Esees el tercer factor para que baje el salario. Aquellos salarios que tienen una parte variable en función de resultados empresariales se reducen en la crisis al caer el rendimiento empresarial. Hay determinadas profesiones en las que este factor influye más. Por ejemplo, los comerciales y altos directivos cuyos ingresos están más ligados a resultados.

En conclusión, querido lector: hay razones para que, probablemente, sus ingresos salariales disminuyan o hayan disminuido si sigue haciendo lo de siempre. Es el signo de los tiempos. Sólo reinventándose, cambiando la forma de hacer las cosas o, incluso, variando de profesión podrá aumentarlos. También son tiempos de innovación.

J. R. Pin Arboledas, Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid