Menú Portada
No me moverán

PP, gestión, PSOE, follón

Diciembre 26, 2011

Cada uno de los dos grandes partidos nacionales, el PP y el PSOE, se encuentran en posiciones antagónicas. Mientras el primero se enfrenta a un futuro de gestión desde el gobierno, el segundo está en un presente de follón mucho antes de lo esperado.

PSOE follón

¡Que poco dura la alegría en la casa del pobre! Eso debe pensar P. Rubalcaba. No han pasado las vacaciones y ya está armada en el PSOE. La plataforma ‘”Mucho PSOE por Hacer” empieza a crecer, con 25 firmantes iniciales (Carme Chacón incluida), y paulatinas adhesiones posteriores (ex ministros incluidos, Moratinos y Pajín).

Rubalcaba comprueba, poco a poco, que su capacidad de influencia ha quedado tan reducida que ni siquiera podrá contentar a todos sus fieles más allegados. Es más, una parte de su poder ya está gastado. La confección de las listas electorales se lo llevó. Un diputado tiene asegurado su sillón por toda la legislatura y ésta parece que será de cuatro años al haber un partido gobernante con mayoría absoluta. Nadie le puede quitar lo que el pueblo de dio.

Así que ¿qué puede ofrecer el jefe de la oposición a partir de ahora?: las listas electorales de las elecciones andaluzas y los puestos orgánicos internos del partido que salgan del Congreso de febrero. En las primeras no tiene poder absoluto, tiene que negociarlo con Griñán y compañía. En las segundas, ya tiene algunas repartidas de antemano. Por eso crece la oposición interna: no tiene casi nada que repartir y sus promesas serán poco creíbles.

Así que de aquí en adelante veremos cómo aumenta esa oposición de la oposición.

PP, gestión

Por el contrario Rajoy se enfrenta a los problemas de gestión. Tiene un inmenso poder y ha empezado a usarlo. Ya ha repartido carteras ministeriales y algunas secretarías de Estado, pero su caudal de poder es mucho más. No sólo los cargos, tiene en sus manos un instrumento valiosísimo: el BOE. De su utilización se derivará que crezca su poder o que lo dilapide. Es la maravilla de la gestión: el poder genera más poder si se utiliza bien, de manera justa, oportuna y útil.

Aunque, en este caso, a medio plazo veremos si aumenta o no su poder. Los primeros pasos han sido esperanzadores.

¿Desgasta el poder?  

Le preguntaron a Gulio Andreottí viejo zorro sempiterno de la política italiana, varias veces presidente de gobierno y ministro: “¿Cuánto desgasta el poder, no?” A lo que respondió: “Más desgasta no tenerlo”.  Rajoy y Pérez Rubalcaba están comprobando la afirmación de quien se mantuvo durante más de medio siglo dentro de la más compleja de las políticas europeas. 

José Ramón Pin Arboledas es Profesor del IESE, Titular de la Cátedra de Gobierno y liderazgo en la Administración Pública.