Menú Portada
El mayordomo

Por qué decir NO a los calcetines negros

Octubre 16, 2011

Hace ya casi dos años que hablábamos de la importancia de escoger correctamente el color de los calcetines que acompañan a nuestro traje. El que haya pasado tanto tiempo desde aquel primer artículo no significa que los calcetines no tengan importancia en la indumentaria masculina. Es más, son una pieza fundamental que puede completar de forma estilosa cualquier conjunto o, por el contrario, desmejorar al más cuidado atuendo. 

No parece muy comprensible que a la hora de escoger una corbata se tenga en cuenta la tonalidad de nuestro traje e incluso la de la camisa y luego no se haga lo propio al abrir el cajón de los calcetines. 

Como ya apuntábamos entonces, todavía hoy la inmensa mayoría de los caballeros es de la opinión de que escogiendo para sus calcetines unos de color negro es imposible fallar. Otros por el contrario prefieren elegir el color de sus calcetines atendiendo al de sus zapatos. Si bien los primeros ignoran las consecuencias negativas de su pensamiento, los segundos parecen dar por buena una costumbre que desgraciadamente se ha tomado como toda una máxima entre no pocos caballeros. 

La opción más segura: escoger el color de los calcetines según sea el del traje 

Hoy ya son muchos los caballeros que aprecian la elegancia que proporciona hacer coincidir el color de los calcetines con el del pantalón del traje. El motivo no es otro que debido a que cuando el pantalón y el calcetín son del mismo color no se produce un cambio brusco visual entre ambas prendas consiguiendo que la figura se alargue y se estilice más el pantalón. 

El caballero al sentarse termina mostrando los calcetines por lo que de escoger, por ejemplo, un zapato color coñac, unos calcetines negros y un pantalón gris marengo conseguirá tres impactos visuales en muy pocos centímetros. 

No siempre resulta fácil encontrar unos calcetines de una tonalidad exacta a la de los pantalones. En esos casos se debe buscar unos calcetines que, siendo del mismo color, sean algo más oscuros que los pantalones. De esta forma se consigue un menor salto visual que el que se produciría de escoger una tonalidad más clara. 

No obstante, de querer ir un paso más allá y explorar todo lo que una prenda, a priori tan poco importante como son los calcetines, puede aportar a la vestimenta masculina, se tendrá que buscar fórmulas más innovadoras que den un toque personal a la indumentaria del caballero y que resulten estilosas. 

Busca una prenda del conjunto y haz coincidir el color de los calcetines con ella 

Una interesante manera de combinar los calcetines es elegir para estos el mismo color y, a ser posible, un diseño parecido al de la corbata. La opción de combinar los calcetines con la corbata es particularmente atractiva y segura cuando los calcetines podrían ser incluso vestidos sin que la corbata fuera ni siquiera a juego con ellos. Esta combinación si bien no pasará desapercibida a nadie de nuestro alrededor, imprimirá definitivamente un toque de distinción al conjunto final. Sólo se deberá tener cuidado de llevar esta recomendación a la práctica en el caso de que los colores elegidos sean muy llamativos. 

A partir de aquí sólo el gusto y el estilo de cada caballero podrán poner el límite a la elección tanto de los colores como de los tejidos. Por ejemplo, una opción algo “agresiva” pero sin lugar a dudas muy sugerente es la que combina un traje azul marino con un pañuelo de un color que hace juego con el de los calcetines. 

Otra forma de combinar los calcetines es prestando atención al color de la camisa. Unos calcetines morados seguro que llaman la atención por ser este un color poco frecuente para unos calcetines; sin embargo, dichos calcetines cobrarán un significado totalmente diferente de ser utilizados con una camisa de tonalidad similar. 

Cada color de traje agradece uno diferente de calcetín 

En los trajes azul marino, los calcetines con tonalidades granate oscuras pueden dar mucho juego. Los trajes de color grises azulados agradecen los calcetines de tonalidades azules oscuras. 

Los trajes de Tweed admiten perfectamente calcetines a rombos. Los calcetines con estampados escoceses y de rombos bien combinados con los colores del traje pueden ser otra opción perfectamente válida. 

Aunque todas estas combinaciones son más que acertadas siempre habrá otras que si bien no obedecerán a ninguna lógica sí aportarán un toque especial al traje de chaqueta. 

Arriésgate y prueba diferentes tipos de combinaciones 

Los calcetines a rayas verticales y los que cuenten con rayas horizontales formando círculos pueden chocar con la seriedad del traje de chaqueta pero si guardan alguna lógica con los colores del conjunto seguro que no solo darán la sensación de no estar de más sino que aportarán un toque de lo más interesante al resultado final. 

En definitiva, los calcetines, igual que los pañuelos de bolsillo, son una prenda que permite al caballero alejarse de la gran masa uniformada aportando a su atuendo un toque de distinción, elegancia y estilo al alcance de sólo los señores más elegantes.

Jeeves
elmayordomo@extraconfidencial.com

Fotos: Thesuitablewardrobe