Menú Portada
Entre alfileres

Ponga una raya en su vida

Febrero 26, 2015

Y encima horizontales, con lo que engordan. No sonría, seguro que es lo primero que se le ha pasado por la cabeza. Podían haber sido rayas verticales, con lo que estilizan. Pues no, este año pasaremos la primavera y el verano vestidos de marineros coloridos.


En realidad, nunca se han ido pero vuelven, con bastante fuerza y con un inconveniente a tener en cuenta: normalmente, quedan fatal. Quizá sería demasiado apresurado incluir en el saco a todo el mundo pero no a la mayoría. 

Si es usted bajita y regordeta, con cuerpo tipo pera, diamante o campana, debe cambiar de planeta y situarse a años luz de las rayas horizontales. Puede viajar a Marte o darle la vuelta al jersey, vestido o falda. Su opción está clara: busque rayas (que para eso están de moda), pero verticales, aunque sean menos cool. El efecto será el contrario, parecerá más alta y hasta más estilizada. Si por el contrario lo que destaca de su anatomía son sus caderas o su pecho, las oblicuas son las obligatorias en la cesta de su compra. Pruébelo, verá cómo cambia su visión de si misma.

La buena noticia es que se llevan todo tipo de rayas: gordas, delgadas, oblicuas, marineras, de colores. Un ejemplo que me venga a hora a la mente… ya. Las camisetas de rayas combinadas con unos vaqueros son un look de lo más versátil para todo tipo de ocasiones.

Rayas también para ellos

No hay visión más fresca, agradable y veraniega que un hombre con look marinero. El varón así vestido transmite tranquilidad. Afortunadamente, el hombre y las rayas han evolucionado y encontramos camisetas y camisas con todo tipo de rayas y todo tipo de colores.

Recuerde el artículo de la semana pasada. Si las rayas son azules estará lanzando un mensaje de tranquilidad y confianza. Si por el contrario son de color rojo parecerá tan apetecible como inseguro. ¡Suerte!

Por Garbo