Menú Portada
¡Qué fuerte!

Pollo a la Pantoja, entre rejas

Noviembre 13, 2014

Blanqueo de capitales es una operación que consiste en hacer que los fondos o activos obtenidos a través de actividades ilícitas, aparezcan como el fruto de actividades lícitas y circulen sin problema en el sistema financiero. Para que exista este lavado de dinero es necesaria la previa comisión de un acto delictivo de tipo grave y la obtención de unos beneficios ilegales que se introducen después como legales en el mercado económico. Esto que parece tan complicado y tan simple a la vez, es por lo que han condenado a dos años de cárcel a Isabel Pantoja. Ya no sabe que inventarse la pobre para pedir mas y mas prórrogas para retrasar su ingreso en prisión. Y digo “la pobre” por no decir “la caradura“, por ejemplo. Que digo yo que, si tiene que entrar sí o sí, pues cuanto antes vaya mejor, así sale antes y que se deje ya de pantomimas y de hacerse la mártir. Pero vamos, que la mujer ya no sabe qué hacer para evitarlo, retrasarlo o yo que se.

El ingreso es inminente y España es un hervidero de comentarios sobre qué cárcel elegirá, sobre qué día ingresará y sobre quién la defiende y quién no. Normal que sus amigos la defiendan y que sus enemigos no. Pero las comparaciones son odiosas y eso de intentar hacer un símil entre ella y la infanta Cristina está de más. De sobra ha quedado demostrado ya que la justicia no es igual para todos y que las mujeres de unos, si entiende la justicia que estaban al tanto de las actividades delictivas de sus maridos, y las de otros son unas santas que no se enteraban de nada. Así es la justicia en esta país. Así que, que la Pantoja se vaya olvidando de compararse con la Infanta por que no, no tiene nada que hacer.

Los días de gloria de Maite Zaldivar

Recuerdo ahora a la otra componente del trío “cachuli“, la ex mujer de Julián Muñoz, Maite Zaldivar y sus días de gloria en televisión, alardeando de esas bolsas de basura llenas de dinero que su marido entraba y sacaba a espuertas de su casa, sin pensar en las consecuencias de todo aquello que contaba por venganza amorosa en los platós y que se volvió contra ella en los juzgados. También recuerdo aquella imagen de la Pantoja paseando del brazo de ese mismo hombre, Julián Muñoz, por las calles de Marbella, sonriendo a las cámaras de los reporteros que los perseguían hasta al cuarto de baño, mientras decía aquella famosa frase de: “dientes, dientes que es lo que les jode“. Les jode, ¿qué?, ¿a quién?. ¿Qué nos jodía, que se estuviera llevando el dinero calentito y se estuviera enriqueciendo a costa de comisiones ilegales y de favores de su novio alcalde?

Jamás llegué a entender esa frase mientras iba agarrada del hombre menos sexy del mundo y que ha llevado a la cárcel a las dos supuestas mujeres de su vida. No la entendí hasta que no la juzgaron y declararon culpable por blanqueo de dinero. Entonces lo entendí todo pero, ¿a quién jode ahora y qué, Isabel Pantoja? Quien la hace la paga. Casi siempre. Así que, a lo hecho pecho y que aproveche estos meses entre rejas para enseñarles a sus compañeras presas a hacer ese rico pollo a la Pantoja.

Rosana Güiza

rosana@rosanaguiza.com