Menú Portada
Otras opiniones

Pitito le mete un gol por toda la escuadra a Lara Rodríguez

Mayo 26, 2011

La aparición del que se autoproclama como ex novio de Aída Nizar está dando para mucho. Mientras que su ex presunta suegra lo niega, Javier Carvajal  se reafirma en que tuvo y retuvo con la polémica gran hermana.  Y como donde las dan las toman, y más en televisión, el pasado del apuesto joven ha saltado a la palestra. La encargada de airearlo ha sido Lara Rodríguez, personaje digno de ocupar un lugar destacado dentro del género de la Picaresca. Y es que la que fuera azote de Carmina se presentó el pasado lunes en Sálvame alardeando de que tenía mucha información sobre Javier. Parece que la Rodríguezsufre de lagunas, pues la información no era de ella, sino de Julián Fernández Cruz, quien, el pasado domingo, la ofreció en su Facebook, y de ahí se apropió Larita la exclusiva.

La primera vez que escuché hablar de Javier Carvajal fue por boca de Julián. Se conocieron a través de Pitito, entrañable personaje al que conozco. Según me comentó entonces el biógrafo de la Esteban, no le causó demasiada buena impresión Javier, quien, por aquellos días, se autoproclamaba secretario y manager de Pitito Gamir. Los tres, Julián, Pitito y Javier, mantuvieron una reunión en un despacho en la calle Balmes de Barcelona rodeados por unas cuatro teleoperadoras, todas de cara a la pared y con pinta de atender llamadas de un corte no apto para menores.

El cazador cazado

Y como lo que mal empieza, mal acaba, el cazador ha sido cazado. A Lara le ha metido un gol por toda la escuadra Pitito. A él recurrió ella en busca de información para seguir en la brecha. Sin embargo, cuando se juega en el coso rosa, la memoria es importante. De ahí que la Rodríguez diera total credibilidad a lo que le explicó el nonagenario anciano sobre un episodio sucedido en Marruecos y cuyo protagonismo atribuye a Carvajal. La historia se remonta a muchos años atrás.

Según Pitito, Javier estuvo en su casa y le pidió unas cartas de recomendación ya que tenía que viajar al reino alauita. Pasados unos días de su partida, Pitito se alarmó al no tener noticia alguna sobre el joven. Fue entonces cuando telefoneó a sus amigos para preguntarles si Javier Carvajal les había visitado y mostrado las cartas de recomendación que él mismo escribió de su puño y letra. Sin embargo, nadie supo darle razón del paradero del joven.

Hospitalización

Un tiempo después, y en un vernissage, se enteró que Javier Carvajal y otro caballero fueron víctimas de unos bándalos que les arrojaron ácido vitriolo en la cara durante un paseo nocturno por el zoco. Tras el accidente, fueron trasladados en helicóptero al hospital VallHebron de Barcelona y allí permanecieron ingresados, en estado muy grave, por las quemaduras. Gracias a dios, salvaron la vida, aunque el rastro de las señales producidas por el ácido no se borró del todo de su rostro.Como señalaba en el párrafo anterior, la memoria es importante en esto de la prensa rosa. Es posible que a algunos lectores les suene el asunto del ácido vitriolo. Sin embargo, el mismo jamás tuvo como protagonista a Javier Carvajal, sino a Javier Rigau, ex novio de Gina Lollobrigida, al menos así me lo aseguró Pitito en conversaciones mantenidas en la terraza del piso que antaño ocupaba en la Avenida Diagonal junto a sus animales. Desde luego, en aquellos días, Carvajal no había aparecido en su vida. Eso llegaría años más tarde.


A sus más de noventa abriles, matarile, Pitito tiene los achaques propios de su edad. Las lagunas son frecuentes. Sin embargo, no se porque me da que, en esta ocasión, más que un asunto de desmemoria, Gamir ha salido de pesca y Lara ha mordido el anzuelo. Llámenme malpensada.


Por Joana Morillas

jmorillas@extraconfidencial.com