Menú Portada
Entre alfileres

Pies perfectos para sandalias ideales

Mayo 19, 2014

Sí, estamos de acuerdo, el trapo es importante pero la percha no se queda atrás y los pies, grandes olvidados de nuestro cuerpo, son súper importantes. Llega el verano, aireamos el cuerpo, nos quitamos la cebolla de encima, lucimos cuerpo –el que puede-, piernas y pies y he aquí el problema. ¿Por qué descuidamos su belleza? Calzamos sandalias hawaianas y no tenemos en cuenta que estos tienen que estar tersos, lisos y no agrietados, llenos de durezas o callosidades.

Disfrutar del estío con una sandalia plana por el día o con una plataforma por la noche, incluso con sandalia de tiras, es un ejercicio más que sencillo. Es una pena gastarse una pasta en unos zapatos de verano y que destaque más el pie mal cuidado que la plataforma Castañer.

1º Cómo conseguirlos

Los pies necesitan ventilarse, tienen que orearse. Si te lo puedes permitir, especialmente en vacaciones, guarda los mocasines en el armario y visita a una profesional para que te deje unos pies ideales. La pedicura te mantendrá out durante una hora, ganarás en salud y en estética y me lo agradecerás. A partir de aquí, debes lavarlos diariamente con agua y jabón, cortar semanalmente las uñas (si no quieres parecer una garza), e hidratarlos,  importantísimo, para evitar la aparición de callos, durezas y/o grietas. Un pequeño truquillo: si te los masajeas con aceite corporal, se hidratarán algo más y además te brillarán las uñas.

2º Qué debes tener en casa

Arreglarse los pinreles no es muy caro. Pongamos unos 25 euros la pedicura (de ahí para arriba) que con una vez al mes es más que suficiente y, claro, lo necesario para mantenerla. Léase una lima o piedra pómez (que usaremos una vez a la semana) para alisar las durezas, una crema hidratante diaria, otra exfoliante (también semanal), unas manos para masajearlos y una estupenda sandalia para lucir.

No olvides que los pies es una de las partes del cuerpo que más sufren, son nuestro sustento y hay que cuidarlos. Necesitan, al igual que la mente y el cuerpo, descansar. La mejor manera es meterlos en agua tibia con un poco de sal marina por la noche mientras disfrutas de tu serie, peli o libro preferido.

Por Garbo