Menú Portada
A renglón seguido

Perdigones de curare

Noviembre 14, 2011

Después de la Alta Velocidad Española y del “Ave María” de Schubert,  el ave más conocida y que mejor sobrevuela bajo los cielos informativos de nuestro país, es sin duda el  faisán; muy apreciado por su carne, es usado como machacona carnaza por algunos pájaros de la comunicación.

Es originario de La Cólquida, meta perseguida por Jasón en la búsqueda –al frente de  Los Argonautas–, del “Vellocino de oro”, que era una piel de carnero; más de uno se está dejando la suya en intentar desplumar a través de los juzgados el prestigio profesional, si es que la política fue vez alguna profesión, del anterior y actual ministro de Interior. En esta caza, cuya veda para algunos está abierta durante todo el año, se pretende cobrar, sin factura, otras tres piezas policiales; a saber: un jefe, un comisario y un inspector.

Ética y estética, siempre de la mano

Los dos primeros han sido señalados como responsables piramidales  del nido donde se urdía el plan que destilaba,  según algunos, un hedor propio de los huevos podridos que hay en todos  los ponederos laborales. Cierto es que la imagen y las obligaciones conllevan una serie muy seria de limitaciones; en el ámbito político especialmente. La ética y la estética deben de caminar siempre de la mano y nunca con el pie cambiado.

Resulta fácil observar “la paja en el ojo ajeno” y muy difícil divisar “la viga de roble” en el propio, por lo que habrá que tener muy bien barrida la casa de uno, antes de echar por los suelos la labor de limpieza practicada por el vecino, al que exigimos efectuarla con púas de hierro, pero sin dejar rastro ni huella en el firme … propósito de llevarla a cabo dentro del marco de la Ley. Además debe de emplearse agentes abrasivos y contundentes, pero respetuosos escrupulosamente con el medio ambiente legal.

Algunos parlamentarios -hasta la disolución de las cámaras- gustaban, veremos en un futuro postelectoral, de la cinegética política y se hacían acompañar de perdigueros falderos, sin importar que fueran o no de Burgos …(los perdigueros). Durante sus horas no lectivas que al parecer son muchas, se dedicaban a preparar la proterva canana en la que uno a uno deslizaban los cartuchos de su verdad surtidos de perdigones de curare.

Arma de repitición

Habitualmente  los martes  y los miércoles,  siempre con el mismo arma de repetición argumentaria, acudían al  coto de las dos Cámaras de representantes con la escopeta bien engrasada, y dispuesta para disparar acusaciones e improperios varios, bien recogidos por ciertos medios de comunicación afines; furrieles de la munición informativa.

Días atrás el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha resuelto  desestimar de plano la instrucción abierta contra tres policías de distinto rango, al no aparecer  pruebas suficientes inculpatorias contra ellos, dado que el Juez “utilizó indicios inconsistentes  con graves defectos y arbitrariedades”. No obstante observa que se ha podido cometer otro delito que deberá ser perseguido utilizando otra línea de investigación a realizar por el mismo instructor Antonio Ruz. La decisión ha sido tomada por los catorce miembros asistentes -hombres y mujeres con o sin piedad-, con una aplastante mayoría en la votación sustentada en la “Lex”. Dado el Arco Iris del pensamiento de los togados en el que se incluirán  el azul y el rojo -entre otros-, se puede afirmar que uno de los lados de la balanza se ha desplomado por el peso de la sensatez -en este caso sí-, profesional.

Paco de Domingo