Menú Portada
¡Qué fuerte!

Pedro Sánchez está de moda

Septiembre 18, 2014

Se han empeñado y lo están consiguiendo. Pedro Sánchez está de moda y estarlo no es algo gratuito, al contrario, es algo totalmente estudiado y premeditado que lleva su tiempo. Como un secreto a voces, como el agua que vuelve a su cauce, como planta que busca la luz, igual de claro era que había que hacer una renovación en el PSOE. El cambio era necesario. Ferraz olía a naftalina y si no se hacía algo, el partido iba a pique, sobre todo ahora que el auge de Podemos afecta más a la izquierda que a la derecha. La maquinaria se puso en marcha y ganó el guapo, el amable, el moderno y, lo más importante, ganó el más mediático. Han dado en el clavo y la estrategia a seguir no ha podido ser más acertada. ¿Se imaginan a Mariano Rajoy entrando en Sálvame o haciendo un experimento científico en El Hormiguero 3.0? Pues no.

En cambio, Pedro Sánchez ha dado el paso. Era y es necesario acercar la política al pueblo más llano y no enfocarla sólo a los consumidores de medios o programas de información política y económica. No tiene nada de malo que los políticos vayan a programas, llamémoslos de entretenimiento. Es más, es positivo para conseguir votos y darse a conocer. Es una nueva y magnífica estrategia que Pedro Sánchez y los suyos van a explotar, pero esperemos que no les explote en la cara. Esta semana en tres sitios diferentes de tres cadenas distintas. La exclusiva o, mejor dicho, el bombazo, se lo ha llevado Jorge Javier Vázquez de manera peculiar, porque Sánchez ha entrado en un programa de “corazón/ cotilleos/ peleas” con la excusa de volver a ganar el voto del presentador. Voto que supuestamente había perdido por no intentar suprimir o no haber criticado el polémico Toro de la Vega de Tordesillas.

Telecinco, Antena 3 y Cuatro

Pero en este caso la estrategia consistió en llamar por teléfono al móvil personal del presentador para comprometerse en directo a luchar por erradicar dicha fiesta y así recuperar su voto y el de algún que otro colaborador más. Pero no se hagan ilusiones. No creo que Sánchez vaya a sentarse algún día en la versión nocturna del programa, Sálvame Deluxe. Aunque puede que desechar esta opción sea un error. Nunca se sabe. Puede que fuera un pelotazo. Pero es pronto para tirarse al barro del todo y hay que ir poco a poco.

El mismo día estuvo presente en un programa distendido, diferente y con gran audiencia también, El Hormiguero 3.0 de Pablo Motos en Antena 3. Buena opción ya que es de la competencia a la anterior cadena y de distinta línea editorial. Ahí hizo acto de presencia porque, supongo, no es un programa tan “sucio”, por llamarlo de alguna manera, que el anterior. Nos queda otro grande, de menor audiencia, por desgracia. Me refiero al gran Risto Mejide, que sentará este domingo a Pedro Sánchez en su Chester y seguro que lo borda. A veces resultan muchísimo más interesantes las entrevistas cercanas con picardía y punto malévolo que la típica, manida y triste entrevista política informativa. ¡A ver si Rajoy se anima y se desencorseta un poco! Sinceramente, me encantaría ver a todos los líderes políticos, de todos los partidos, sin distinción, haciéndose un polígrafo con la famosa Conchita. Sería perfecto para, llegado el momento, saber quién miente y quién no y decidir así nuestro voto en las próximas elecciones. 

Rosana Güiza