Menú Portada
A renglón seguido

PDR y PBL: Paella radical

Abril 4, 2016
verguenza-iglesias

La correcta disposición de los zapatos en el pie, con una fácil maniobra de instalación, se consigue con calzador, el objeto idóneo de acompañamiento en esa arriesgada maniobra diaria para el espinazo. Y es con este elemento de ayuda, en su sentido metafórico, como los diseñadores procuran colocarnos las virtudes de sus creaciones captando nuestra atención e incitándonos al consumo a través de las llamadas tendencias.

Estas armas tan difundidas en la mercadotecnia son las empleadas por el aula política con posterioridad a las elecciones del 20D intentando aplicar la numerología al mundo de la cábala. ¿Y qué conjunción de cifras marcan tendencia hoy en día? Pues 131 (PSOE y C´s), 161 (PSOE, PODEMOS, COMPROMÍS y UP), 199 (PSOE, PODEMOS y C´s), y 252 (PP, PSOE y CIUDADANOS).

Con una adecuada combinación de estos elementos se pretende “desatar  el deseo ardiente de conseguir poder…”, que es como define el DRAE el concepto de ambición, que unos ven satisfecha con el zarpazo de la suerte a través de LAE y otro, como Janeiro de Ubrique, con la adquisición de una finca en Cádiz para colmar sus Ambiciones. Falta saber si el Sr. Brey está sufriendo un ataque de descontrolada filantropía (“Me siento con ganas y con fuerzas”) o siendo parasitado por la bacteria del primer entrecomillado.

Las colonias de microorganismos del poder se instalan con sigilo en el cuerpo de los líderes y acuadrillados de las diversas agrupaciones políticas y despiertan en éstos su vertiente más placentera: la llamada erótica, que suele llevar a los sexuados, bien la persigan, bien la practiquen, a acostarse con la retórica de falacias, contradicciones y ambigüedades.

Desgobierno al estilo flamenco-valón

Excepto el Judicial, tanto el Ejecutivo, que está en funciones, como el Legislativo, con escasas iniciativas, se encuentran pendientes de la configuración del nuevo Gobierno, al que aspiran de forma directa Pedro (Presidente) y de manera soslayada Pablo (vicepresidencia), si bien este último podría dar un paso atrás para coger el impulso de “Cedemos” en detrimento de Podemos.

Frente al desgobierno de más de cien días, al más puro estilo flamenco-valón de última generación, o sea: un largo singobierno por nombrar, la propuesta que más circula por el viaducto del futuro es la denominada alternativa “a la valenciana”. De esta manera la ciudad del Turia continúa estando en boca de todos; como su afamada paella, que pasaría a convertirse en una especie de “taza y media” patodos; sin tres partes de agua añadida.

Los emplumados habitantes del edificio más mediático de Génova no digieren bien su posición en el menú de contendientes, y tildan el posible pacto de izquierdas de “paella radical”. No ben con vuenos ojos que “Pdr” y “Pbl” se sienten a la misma mesa para configurar una equilibrada carta con coherentes (¿?) nutrientes para los próximos meses, dejando en la indigencia, con visibles síntomas de hambruna, a los comensales gaviotinos salientes.

“Me quieren echar del cargo, […] este chollo no lo suelto, me lo he ganao…”. Gracias Aute.

Paco de Domingo