Menú Portada
Otras opiniones

Parada: “Yo a las putas las trato como señoras”

Enero 28, 2011

Se acabó el amor entre José Manuel Parada y la Pantoja. Y entonces entró en juego Beatriz Trapote y se coló la supuesta amante de Víctor Janeiro…


Ya se había convertido en un clásico la imagen de Parada y la Pantoja disfrutando de FITUR. Juntos paseaban en amor y compañía por los diferentes stands y se hacían fotos, y reían… Pero, niña Isabel, entonó el My Way y borró al comunicador de su lista de los afectos. Ella siempre todo lo hace a su manera, y así le va. Hace ya tiempo que perdió el timón de lo que le conviene y tan sólo escucha a esa corte que le rinde pleitesía y jamás le lleva la contraria.

La sombra de Parada sobre la tonadillera es alargada. Sólo él conoce la identidad del tercer hombre. Un amor prohibido que simultaneó con Diego Gómez y Julián Muñoz. También el comunicador tiene las claves que resolverían el misterio sobre el cese abrupto de la amistad entre Isabel y María del Monte. Sin embargo, José Manuel calla, no suelta prenda. Quizás algún día hable claramente y, entonces, arderán Troya, Cantora y hasta el Garlochí.

Tres mujeres para José Manuel

Siguiendo la estela de Charo Reina o Lolita, también José Manuel ha sido expulsado del reino de niña Isabel. Y es que ella, la más bella, no quiere ni oír su nombre. Cuentan que todavía no ha remontado el mal momento en que se sumió tras ver al periodista en francachela con Maite Zaldívar. Sin duda, llamativo, porque la tonadillera sabía de esta camaradería. Es más, Parada apuntala su versión rememorando los días de vino y rosas en que él, Pantoja, Maite y Julián compartían mesa y mantel a la sombra de los pinos. Sin embargo, hete aquí, que desde en televisión emitieran unas imágenes de Zaldívar y el periodista en un sarao cualquiera, Isabel asegura que no las puede borrar de su mente, pues considera el asunto una traición en toda regla.

No es exagerado decir que el lugar que ocupaba Isabel en la vida y el corazón de Parada ahora es posesión de Beatriz Trapote. Se vieron por primera vez en Supervivientes y allí empezó un conocimiento que se ha convertido en auténtica amistad. De hecho, el periodista se ha convertido en trinchera para la rubia desde que el huracán mediático empezara a azotar con fuerza. Antes de decantarse por pasar unas semanas en una ONG en Colombia, la pareja de periodistas tenía en mente embarcarse en un crucero por el Caribe. Sin embargo, al final, Bea decidió que necesitaba cortar con todo y marcharse a un lugar donde el sufrimiento pudiera palparse, pues sólo así podría darse cuenta del significado de la palabra problema.

Ha sido el viaje a Colombia lo que llevó a Trapote y Parada dirección Fitur. Allí visitaron el stand del país sudamericano para recopilar información sobre el terreno. Y ya en el aparcamiento, un joven se le acercó a José Manuel y le puso en antecedentes de que Rocío Aguas, quien se hizo popular por asegurar que mantuvo una relación íntima con Víctor Janeiro en su casa de El Bosque, estaba por allí. Concretamente, en el stand de Expo Gay. En ningún momento se encontraron las dos mujeres ni sucedió enfrentamiento alguno con los medios de comunicación allí presentes. Fue un día más tarde, y ya sin la compañía de Beatriz, cuando Parada se encontró cara a cara con Rocío. Me cuentan que ella le echó en cara que la hubiera llamado “puta” y que él contestó: “Es que yo a las putas las trato como señoras”. Y aquí se acabó el tema. Colorín, colorado.


EXTRACONFIDENCIAL: Su amor con la princesa dio como fruto un precioso niño. Quien hoy es su mujer, una socialité, conoce la historia y la acepta… “Aquí tienes al chico. ¿A qué se te parece?”. Lívido se quedó el mediático personaje ante tamaña revelación…

Por Joana Morillas